Monchi, en su despacho del Sánchez-Pizjuán (Foto: Juan José Úbeda)
Monchi, en su despacho del Sánchez-Pizjuán (Foto: Juan José Úbeda)

El incierto futuro de Monchi

Desde la planta noble del club de Nervión siguen confiando en su continuidad

Por  20:19 h.

Durante la presentación de Lenglet este lunes, el director deportivo del Sevilla, Monchi, eludió referirse a su futuro: “Ya en el pasado cometí el error de llevar a lo público algo que debe ser privado. Es un tema que ahora llevamos de forma interna, pero sí digo que si me tuviera que ir del Sevilla, mañana o dentro de ocho años, seguiría trabajando hasta el último día… o diez días después si hiciera falta. Es un tema del que se ha hablado ya mucho. Soy sevillista, trabajaré para el Sevilla siempre que el Sevilla lo crea conveniente”. Su reflexión no hizo sino alimentar más la incertidumbre sobre una cuestión que el de San Fernando ya decidió hace tiempo: su necesidad de “parar”, de poner fin a su dilatado y exitosos periplo en el club de Nervión, algo lógico teniendo en cuenta la desorbitada exigencia, presión y desgaste que genera un cargo en el que lleva 17 años.

El club intenta convencerle de que el Sevilla sigue siendo su hábitat ideal, tanto en el prisma profesional como en el personal, aunque lo cierto es que, salvo que se produzca un giro radical en la situación, el sentir de Monchi no ha variado desde hace meses. Su salida puede producirse tanto después del presente mercado de enero como a final de temporada. Según apunta El Correo de Andalucía, haría las maletas tras este mismo mercado invernal. Para poner rumbo, además, a un destino concreto: la Roma. Hay que tener en cuenta, por otra parte, los detalles de su cláusula de rescisión, de cinco millones de euros actualmente, pero que a partir del 1 de julio de 2017 se rebaja a los 2,5 millones. Mientras, desde la planta noble del club de Nervión siguen confiando en su continuidad y están decididos a redoblar esfuerzos para que su director deportivo siga siendo Ramón Rodríguez Verdejo.