Sebastián Cristóforo en la estación de Santa Justa (Foto: Juan Flores)
Sebastián Cristóforo en la estación de Santa Justa (Foto: Juan Flores)

El ‘luchador’ Cristóforo acelera los plazos de su recuperación

Podría hacer trabajo de campo en pretemporada: "Vivir la final con los compañeros me ayudó mucho", asegura

Por  16:27 h.

Atrás queda la grave e inoportuna lesión del uruguayo Sebastián Cristóforo, que se retiró del campo en los últimos minutos del partido contra el Real Valladolid al sufrir una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. La baja estimada era de seis meses y la lesión le llegó en el peor momento a Cristóforo, que había alcanzado su mejor momento y se había ganado la confianza de Emery. Pero el charrúa, un luchador dentro y fuera del campo, ya ha soltado las muletas y ha comenzado a andar. Estuvo en Turín con el equipo y posteriormente en todas las celebraciones: “De ánimo estoy muy bien. Por suerte estuvo mi madre unos días acá conmigo y después de empezar a caminar el ánimo cambió totalmente. Vivir allí la final, todos juntos, también me ayudó mucho. Los compañeros hicieron todo lo posible para que yo estuviera cerca del equipo, me lo hicieron sentir así y estoy muy contento por todo”, ha comentado Cristóforo a los medios oficiales del Sevilla FC.

“Sólo deseo que pase el tiempo lo más rápido posible, pero estoy tranquilo, haciendo las cosas bien, porque está todo encaminado. Tengo ganas de trotar y tocar la pelota porque eso mejora el estado de ánimo”, afirma Cristóforo, quien apunta, por otra parte, que no le “sorprendió” la consecución de la Europa League “porque sabía el potencial que había en este plantel”.

En cuanto a los plazos de su recuperación, el jefe de los servicios médicos del Sevilla FC, José Naranjo, ha informado de la revisión que este jueves le realizó el doctor Cugat a la rodilla de Sebastián Cristóforo: “La rodilla está muy bien, dentro de los plazos y va llevando la evolución prevista, así que todo muy bien. Es una buena noticia porque en este tipo de cirugía no es raro que se puedan producir complicaciones, pero en este caso, no, no ha habido complicaciones. La evolución está yendo dentro de lo previsto, de modo que muy bien. Ahora entramos en una fase diferente, donde el jugador está sin bastones, haciendo un trabajo un poco más específico en gimnasio. Ahora en fisioterapia también entra en una fase nueva para ganarle el último grado de movilidad a la rodilla”.

Para finalizar, Naranjo se mostró muy optimista con el uruguayo: “En los plazos iniciales hablábamos del mes de septiembre, pero si todo sigue así es posible que en pretemporada pueda ya estar haciendo trabajo en campo, aunque sea al margen del grupo, y poco a poco irse incorporando”.

Redacción

Redacción