Emery, en una charla con sus jugadores en un entrenamiento. Foto: Jesús Spínola
El vasco, durante una charla con sus jugadores en un entrenamiento. Foto: Jesús Spínola

El mensaje de Emery: «El derbi es historia, el presente es el Valladolid»

Para seguir acechando a Villarreal y Real Sociedad en la Liga

Por  4:00 h.

Las derrotas en un derbi siempre suelen traer consecuencias. Más si cabe en uno histórico (por novedoso) como el vivido el jueves en la ida de los octavos de final de la Liga Europa, y en el que el Sevilla FC partía como claro favorito ante el Betis. El desarrollo del encuentro puso muy cuesta arriba la eliminatoria y dejó tocado a un vestuario cuyas futbolistas presentaban unas caras que reflejaban la frustración y el desencanto del momento. Sin embargo, el mensaje desde el cuerpo técnico es sólo uno: «el derbi es pasado, toca mirar al Valladolid». Algo que puede parecer anodino e, incluso, banal, pero que significa el esfuerzo principal de Emery desde que el turco Cakir pitase el final del choque del pasado jueves. Tras la lógica sesión de vídeo analizando los errores cometidos en el choque ante el Betis, Emery se puso a trabajar pensando en la siguiente cita ante el Valladolid de Juan Ignacio Martínez. Y es que el preparador vasco, consciente de que su imagen sufrió ante el Betis un importante revés, no quiere que su proyecto vuelva a entrar en una dinámica negativa que le lleve a encadenar resultados en contra a sus intereses, como los que viviera desde la jornada 19 a la 24, en la que no logró sumar una victoria en seis partidos. Emery insistió en que la línea de trabajo del equipo es la idónea, a pesar del 0-2 ante el Betis, el equipo mostró buenas maneras en el inicio del encuentro, e incluso hasta el 0-2 de Salva Sevilla. Sólo la falta de acierto en el remate, o la buena actuación de Adán, impidió que hoy en día el paisaje se viera más claro en el sevillismo. De hecho, en el habitual blog que suele escribir el preparador sevillista en su web personal, Emery dejó claro que «solo queda prepararnos para el importante partido contra el Valladolid que nos servirá a su vez para creer en la remontada europea. Superar la eliminatoria se convierte en un reto, pero viendo y analizando los primeros 90 minutos, pese al resultado, mostramos argumentos para ganar. El equipo salió a por el partido, pero faltó el acierto que sí tuvo el Betis; un Betis que además dio menos sensación de peligro y dispuso de menos ocasiones que el Sevilla». Un mensaje que trasladó también dentro del vestuario en el entrenamiento de ayer.

 

Además, el técnico sevillista empieza a contar con buenas noticias. Cheryshev ha vuelto a trabajar con el grupo y con Mbia hay una esperanza de que pueda llegar a entrar en la convocatoria para la cita de mañana ante el Valladolid. Emery espera recuperar al camerunés, que no ha mostrado sus mejores intenciones en su proceso de recuperación, según comentan fuentes del propio club. El africano, demasiado pendiente del próximo Mundial de Brasil, en el que es un fijo con Camerún, no juega desde el 11 de enero con el Sevilla, en aquel empate a uno logrado por el conjunto sevillista en Elche. Emery le necesita ahora más que nunca ante la baja de Carriço.

 

Una victoria para creer

 

Decíamos que el mensaje dentro del vestuario sevillista es el de pasar página y lograr una victoria para creer. Para confiar en alcanzar posiciones más elevadas en la tabla clasificatoria, ahora que el quinto puesto, que ocupa el Villarreal, está a tres puntos, y el sexto, que ostenta la Real Sociedad, a dos. El otro objetivo, obviamente porque en Sevilla, lo quiera o no Emery, sólo se habla del derbi del jueves, y el del próximo jueves en el Benito Villamarín, es el de ganar confianza en la remontada en Europa para lograr el billete a cuartos de final. «Toca cambiar el chip, ser conscientes de que la Liga nos ofrece la posibilidad de reforzar nuestra posición en la tabla e incluso de acercarnos a los equipos que nos preceden. Sabemos que el Valladolid vendrá con un plus de confianza tras ganar al Barça la semana pasada y por ello nos exigirá el máximo para superarles» escribía un Emery que puso de ejemplo el derbi en Heliópolis de la pasada temporada para lanzar un mensaje de confianza en el sevillismo. «Iremos allí a ganar, con ilusión», relataba en un artículo cuya foto fue escogida con especial intención: la de Rakitic celebrando uno de los dos goles que anotara en aquel derbi en el que los sevillistas se llegaron a poner 0-3 en media hora. Después, los errores de Medel terminaron de condenarles al 3-3 final.

 

Sea como fuere, la sesión de ayer evidenció que la alegría y la tristeza va por barrios según el resultado del derbi. Mientras en Heliópolis los jugadores verdiblancos entrenaron bajo los aplausos de su sufrida afición, la tranquilidad fue la tónica de un entrenamiento sevillista sin apenas aficionados. Del resultado ante el Valladolid en la Liga dependerá que la cita en el Benito Villamarín se afronte por parte sevillista con fe en la remontada. Emery cree en ello.

 

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.