El Sevilla se centrará ahora más en las salidas y refuerzos en la zona defensiva

Por  20:43 h.
Míchel junto a su segundo, Víctor Sánchez del Amo

El Sevilla se está convirtiendo en el club más activo en lo que va de mercado veraniego. Atados ya los centrocampistas Bryan Rabello (que llegará una vez que el Colo Colo chileno acabe su campeonato), el cordobesista Javi Hervás (fichado en enero y cedido hasta que el Córdoba dispute la fase de ascenso ante el Valladolid) y el holandés Hedwiges Maduro (procedente del Valencia), el club se centrará los próximos días en el capítulo de altas y bajas en la retaguardia.

 

Y es que en esta zona Monchi deberá rehacer un puzle compuesto por defensas a los que el club les ha dicho que busquen una salida, como es el caso de Alexis, Spahic y Escudé; jugadores cedidos que regresan para quedarse, como el colombiano Bernardo —cedido la temporada pasada junto a Lautaro Acosta en el recién descendido Racing— y futbolistas que continuarán un año más puesto que tienen contrato en vigor y el club cuenta con sus servicios como Cala, Luna, Coke, Fazio

 

En este sentido, de estos cuatro «fijos» para comenzar la temporada 12-13, solo el argentino Fazio podría ser traspasado en el caso de que llegara una gran oferta por el defensor, con lo que el cuerpo técnico del Sevilla tendría que volver a recomponer sus piezas. Por ello, la secretaría técnica del club y la dirección deportiva se centrarán los próximos días en  la zona defensiva del equipo con el doble objetivo de, por un lado, buscar acomodo a los que no cuentan para Míchel y, por otro, de buscar nuevas incorporaciones para la defensa. Así, el primero en entrar en escena será el argentino Cata Díaz, con contrato en vigor con el Getafe y por el que el Sevilla ha mostrado su interés de que recalara en Nervión. 

 

El gran obstáculo es convencer a su club de procedencia para dejarlo salir. Por ello, está previsto que interrumpa sus vacaciones para decirle al presidente azulón, Ángel Torres, —previsiblemente este viernes— que quiere salir del club. ¿A qué precio? Ahí reside el problema. ABC.Radio Sevilla (93.0 FM) se puso en contacto ayer con fuentes del club madrileño, las cuales explicaron que no saben nada «del interés de los de Nervión y que, además, es imposible que el jugador salga con la carta de libertad. Esta opción sólo se contempla si es el propio futbolista el que la compra». Es más, el club que preside Ángel Torres le va a ofrecer la renovación con una ficha que «nadie, ni el Sevilla, le podrá ofrecer».  

 

Asimismo, fue el presidente del Sevilla, José María del Nido, quien, en los mismos micrófonos pero la noche anterior, aseguraba que Cata Díaz o venía con la carta de libertad o no venía a Nervión. Este tira y afloja entre ambos clubes llegará al final a un acuerdo previsiblemente en el que el jugador tendrá que apostar por uno o por otro. Pero lo que está claro es que el interés del club sevillista es real y Cata Díaz es el preferido para reforzar una defensa que necesita de varios retoques. El subdirector general deportivo, Monchi, valoró en los medios del club la posible llegada del jugador del Getafe. «La idea de la llegada de Cata Díaz, si al final es así, la tenemos muy clara y ya la explicó el presidente perfectamente. Este verano tenemos muy claro lo que queremos y cómo lo queremos. Afortunadamente, estamos jugando nuestras cartas y, a día de hoy, las cosas nos están saliendo bien».

 

En el caso de que el defensor argentino —quien coincidió con Míchel en su etapa de técnico azulón— no llegue finalmente, el club baraja otros nombres. Uno de ellos es el defensor del Sporting Alberto Botía, quien se desenvuelve tanto de central diestro como de lateral. Teniendo en cuenta que la posición que más le preocupa a la dirección deportiva y al propio entrenador es la del lateral derecho —tan solo está Coke, si bien Luna también ha ocupado el carril diestro en alguna ocasión—, lo lógico es pensar que pronto llegarán novedades para la posición del «dos». Y una de ellas podría ser la del sportinguista Botía, quien cumple la premisa anunciada por el propio Míchel: la polivalencia.

 

Otro capítulo que debe llegar pronto a un final reside en la portería. El Sevilla presentó hace unos días al meta que se presume titular las próximas temporadas, el ex del Villarreal Diego López. A día de hoy, el club cuenta con tres grandes guardametas, el mencionado Diego López y los que acabaron la temporada pasada: Palop y Javi Varas. El valenciano tardó poco en reconocer en su perfil de Twitter que está dispuesto a competir  junto a  Diego López . Por su parte, en el caso de Varas, su representante ha empezado buscar acomodo entre varias propuestas que le han llegado por hacerse con sus servicios.