Emery, a la llegada a Valencia
Unai Emery

Emery: “La Champions es importante, pero no lo es todo”

"En Sevilla, el objetivo es más puro que en Valencia; se prioriza el sentimiento y la ilusión", afirma

Por  11:32 h.

El técnico del Sevilla FC, Unai Emery, es un hombre feliz, tras una campaña excepcional con el cuadro de Nervión en la que ha conseguido saldar una deuda pendiente como la de levantar un título, algo que se le resistió durante su etapa en el Valencia. A base de tesón y de creer en sus métodos, le ha llegado el éxito: “Es un proceso. El éxito es un camino en el que lo importante es crear oportunidades y cuantas más crees, más cerca estas de conseguir lo que buscas. Ganar es una explosión de alegría que significa culminar un trabajo con éxito. He jugado octavos, cuartos, semifinales y siempre pensaba, cuantas más oportunidades tenga, más cerca estaré de lo que quiero. Y así ha sido. Ganar es una recompensa”, ha reconocido Emery al diario Levante en una entrevista.

Emery, por otra parte, afirma que “me acusan de ser un entrenador de club, pero yo lo veo así y me alineo en las necesidades del club en el que trabajo”. Cuestionado por el anhelado objetivo de meter al Sevilla FC en la Champions, el técnico vasco analiza las pautas de la entidad de Nervión y las compara con las de su etapa en el Valencia: “La filosofía es diferente. No es que en el Sevilla se prioricen los títulos a la Champions, pero sí que se mira de forma diferente. Todo va, podríamos decir, en paralelo. El club no está tan sometido al tema económico porque es viable. Se equilibra entre el sentimiento que genera disputar títulos, y que la gente esté contenta, y lo económico. La producción de futbolistas también es importante. El año pasado el Sevilla vendió por cerca de cien millones de euros y este año también tenemos capacidad para vender y, además, como se ha comprobado este año, sin bajar el rendimiento”, afirma Unai Emery.

“En Sevilla los aficionados son exigentes y ambiciosos, y se ilusionan mucho con los torneos como se demuestra en cada partido de cada eliminatoria, de la Copa o de la Europa League, donde los desplazamientos son masivos y el entusiasmo se contagia. Para el club las fuentes de ilusión son muy importantes. Al primer partido de Europa League, a Estoril viajaron 4.000 personas y eso ya lo dice todo. La Champions es importante, pero no lo es todo. En Sevilla, el objetivo es como más puro, porque se ve como un juego donde se prioriza el sentimiento y la ilusión. Aquí cuando conseguíamos el tercer puesto, como no significaba nada en concreto, no se daba una concentración de ilusión y ni un día de efervescencia concreto”, concluyó Emery.

Redacción

Redacción