Empate justo, por méritos y ocasiones

Por  17:45 h.

El Sevilla sumó un punto valioso en un difícil campo y ante un rival directo como el Atlético de Madrid en el que la falta de pegada de ambos fue la seña de identidad. El encuentro se desarrolló con alternativas en el dominio, siendo la primera parte y la ocasiones para los de Gregorio Manzano, y casi toda la segunda para los de Marcelino. Falcao y Manu del Moral desaprovecharon ocasiones para inclinar la balanza en favor de su equipo. Un punto justo y cuarto encuentro consecutivo sin encajar un tanto para los de Nervión.

Atlético 0 Sevilla FC 0
0 – Atlético de Madrid
Sìlvio, Godín, Domínguez, Filipe; Mario, Tiago (Gabi, m. 67), Arda; Diego, Reyes (Salvio, m. 75) y Falcao.
0 – Sevilla FC
Varas, Coke, Cáceres, Spahic, Fernando Navarro; Medel, Rakitic (Campaña, m. 76), Navas, Perotti; Manu (Armenteros, m. 83) y Kanouté (Negredo, m. 75).
Goles
No hubo.
Árbitro
Undiano Mallenco (C. Navarro) amonestó a Arda, Silvio, Godín, Mario Suárez y Domínguez, por el Atlético; y a Kanouté, Medel, Coke, Manu, Spahic y Cáceres, del Sevilla.
Incidencias
Partido de la 7ª jornada de la Liga BBVA. Terreno de juego en perfectas condiciones y tarde soleada en Madrid.

Desde el inicio se veía que el partido no iba a ser muy vistoso, al menos en su primera mitad. Ayudado por un árbitro con la mano calentita y el silbato fácil, el juego entraba en constantes interrupciones y el juego combinativo brillaba por su ausencia. Únicamente el poco acierto de Reyes, que dispuso de las dos únicas ocasiones del encuentro. Primero en un disparo débil tras fallo en el despeje de Cáceres, y después en un remate desde el punto de penalti que envió rozando el poste.

Los de Marcelino, si bien se mostraban bastante seguros en defensa, se iban cargando poco a poco de amonestaciones, lo que era peligroso de cara a la segunda mitad. Se echaba de menos la aparición de Rakitic, que no la olía, y de Manu del Moral, que apenas tocaba la pelota. Perotti y Kanouté eran los que más lo intentaban, pero sin encontrar cómplices en su equipo. Ninguna noticia del Sevilla en ataque en 45 minutos, pésimo bagaje para llevarse los tres puntos de un estadio siempre difícil.

Sin embargo, la primera ocasión del encuentro llegó en botas de Navas nada más comenzó la segunda mitad. El palaciego se encontró con un balón suelto en la frontal, pero su disparo lo desvió Courtois. Pero la más clara fue correlativa a la del extremo. Manu del Moral robaba un balón a Tiago en el círculo central y se lanzaba en carrera solo ante el meta atlético, que desvió el chut raso del jiennense. El partido había cambiado, el equipo sevillista había recuperado el balón y tenía a sus rivales lejos de su portería.

Pero en los locales tampoco habían dicho su última palabra, Falcao dispuso de dos buenas opciones, una que envió alto y otra que desvió a córner Javi Varas. El partido se había roto, entró en la locura y las ocasiones se daban en uno y otro lado. El primero que marcase un tanto se iba a llevar el gato al agua. Pero el mismo nunca llegó y el Sevilla sumó un punto valioso por la dificultad del campo y justo por los méritos de ambos conjuntos.