Empate con sabor a victoria que deja al Sevilla en Europa

Por  21:00 h.

Nunca un punto supo mejor que el cosechado hoy por el Sevilla FC al empatar ante el Borussia Dortmund esta noche en el último partido de la Europa League, y que clasifica a los sevillistas para los dieciseisavos de final de la competición. Los de Manzano hicieron una gran primera parte, en la que se marcharon ganando, pero supieron sufrir en la segunda mitad defendiendo con oficio hasta el pitido final del colegiado. Resultado que refuerza la decaída moral sevillista de cara a la visita liguera de este domingo en el Bernabeu.

Sevilla FC 2 B.Dortmund 2
2 – Sevilla FC
Palop; Konko, Alexis, Escudé, Dabo; Perotti, Zokora, Romaric (Fazio, min. 85), Capel; Luis Fabiano y Kanouté (Renato, min. 41).
2 – Borussia Dortmund
Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer (Le Tallec, min. 87); Blaszczykowski (Lewandowski, min. 67), Bender (Da Silva, min. 77), Sahin, Gotze; Kagawa y Barrios.
Goles
0-1, min.4, Kagawa; 1-1, min. 33, Romaric; 2-1, min. 34, Kanouté; 2-2, min. 49, Subotic.
Árbitro
Alexei Nikolaev (Rusia) amonestó a Romaric, Capel, Zokora y Palop, por el Sevilla FC; y a Subotic, por el Borussia.
Incidencias
Noche fría y despejada. Terreno de juego en perfectas condiciones. Unos 35000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán, de los cuales casi 3.000 alemanes. Partido de la sexta jornada del grupo J de la Europa League.

Pronto avisó el Borussia, en la primera jugada del partido, y poco después golpeó. A los 4 minutos, Kagawa cazaba un mal despeje sevillista para adelantar a los amarillos en el encuentro. Mazazo nada más comenzar que aprovechó el equipo alemán ante un tocado Sevilla para dominar el choque, mostrando mucho peligro en las bandas con Goetze y Blaszczykowski.

Pero el Sevilla, a diferencia de encuentros pasados, supo rehacerse espoleado por una grada que animaba como en las mejores noches. Romaric y Luis Fabiano avisaron del empate en dos ocasiones que supo desviar Weindenfeller con dos buenas paradas. El once alemán prefería preservar las fuerzas jugando al contragolpe, pero sufría en defensa. Precisamente Romaric, entonado en esta primera mitad, aprovechaba un balón muerto que peleó de cabeza Luis Fabiano para remachar a puerta e igualar la contienda. Justo premio a la mejora sevillista que se vio recompensado con nuevo gol consecutivo, este de Kanouté, para ponerse por delante. El malí cabeceo perfectamente un buen pase de Perotti para darle la vuelta al encuentro, justo antes de retirarse lesionado y ser sustituido por Renato. Llegaba el descanso con el sevillismo contento, como no lo estaba desde hace tiempo, gracias a la entrega, el domino y el buen juego de los suyos, que dominaron a su rival desde el minuto 20.

Gol que sembró el miedo en la grada

Arrancó mal la segunda parte merced a otro error en marcaje defensivo. Subotic remataba solo un córner para emparar la contienda. Sin duda no era la mejor forma de empezar con tranquilidad el choque. El gol dejó tocado al equipo y empezaba a hacer temblar las piernas sevillistas, con una segunda parte que se iba a hacer muy larga. Para colmo de males, Perotti, que no estaba en condiciones para jugar, tuvo que ser sustituido por Cáceres, por lo que Konko pasaría al ataque por la derecha.

El Borussia Dortmund era dueño y señor del partido, y cada acercamiento alemán ponía el corazón en un puño a los locales. Sin embargo, la defensa sevillista aguantaba con solvencia las arremetidas del equipo de Jurgen Klopp. En los últimos minutos, Manzano buscaba contener el fútbol directo alemán con la entrada de Fazio. Luis Fabiano casi marca el 3-2 en una internada que sacó un defensor bajo la línea. El pitido final estalló el júbilo del Ramón Sánchez Pizjuán. El Sevilla FC seguía en Europa.