El Sánchez-Pizjuán se prepara para otra gran cita
El Sánchez-Pizjuán se prepara para otra gran cita

Empieza a gestarse el ambiente de remontada en el sevillismo

El Sevilla instala dentro del vestuario, y fuera de él, que las opciones de estar en semifinales siguen intactas

Por  5:19 h.

El viaje de vuelta de Oporto a Sevilla estuvo marcado por las caras circunspectas de la expedición sevillista, conscientes de que la imagen del equipo ante el conjunto luso no había sido buena. Varios jugadores comentaban en círculos cerrados que el Oporto les había arrinconado en su terreno de juego, y no encontraban la explicación a no haber sobrepasado la línea del centro del campo en grandes fases del partido. Eso sí, se quedaban con la idea instaurada de que, si Gameiro hubiera acertado a empujar la ocasión más clara de los sevillistas, hubieran saltado al terreno el próximo jueves en Sevilla con otro punto de vista respecto a la eliminatoria. Sin embargo, preferían dar el punto de vista más optimista y una idea que, al fin y al cabo, reflejaron la mayoría de medios de comunicación en sus crónicas del encuentro: lo mejor es que salieron vivos de Do Dragao y con opciones de clasificarse para la siguiente ronda de la Liga Europa.

Y en eso coincidían José Castro, presidente del club, Monchi, director deportivo, y varios consejeros: hay que remontar en Nervión. Emery, por su parte, no hablaba mucho, se mostraba más serio, concentrado en los errores cometidos por su equipo en un partido en el que no compitió como lo viene haciendo en las últimas semanas. Pero el preparador vasco también cree en los suyos. Así que, la maquinaria se había puesto en marcha.

El ejemplo más reciente está aún fresco en la memoria del sevillismo, la eliminatoria de octavos de final de la Liga Europa ante el Betis. Entonces el conjunto sevillista partía con un panorama bastante peor que el 1-0 consumado el pasado jueves. Un 0-2, en casa, y en un derbi. Pero el Sevilla logró remontar y pasar a cuartos de final en una noche para la historia. A priori, aquella clasificación se había puesto mucho más cuesta arriba que la actual, pero el club trabajó desde que culminó la ida ante el Betis para animar a sus jugadores y aficionados a enseñar a su rival que «Europa sabe de lo que somos capaces». La victoria ante el Valladolid, con una grada entregada al equipo tras el 4-1 a los pucelanos, culminó con un vídeo que presenciaron los jugadores bajo los cánticos de su afición. Un momento único que podría volver a repetirse mañana ante el Español. El Sevilla recibe al conjunto catalán con la esperanza de sumar tres puntos que dejen prácticamente asegurada su presencia en competiciones europeas la próxima campaña y, de paso, elevar más la moral para acometer una nueva remontada en Europa.

Además, el Oporto llegará a Sevilla con las bajas de dos futbolistas importantes en su esquema, el delantero Jackson Martínez, y el mediocentro Fernando, el mejor de su equipo en el partido de ida. En este caso, José Castro tomó la iniciativa pública asegurando que la cita del próximo jueves, unida a la del Español, es una en la que «todos estamos obligados a animar y apoyar a nuestro equipo. No hablamos ahora de ir partido a partido, yo hablo ahora de estos dos, de los dos próximos, el primero por su importancia de cara a la Liga y el segundo, por continuar en Europa y llegar a unas semifinales. En Nervión se han vivido noches mágicas que sólo pueden darse con esta sincronización entre la plantilla y la afición. Por eso este partido es tan importante, no sólo por los puntos, sino por esa unión, que nunca dudo que no la haya, pero más en estos momentos. No será fácil el encuentro ante el Español, y también se antoja complicado el del jueves, teniendo en cuenta la categoría del rival. Sólo es posible con la unión de la que hablaba, como hicimos en octavos ante el Betis».

Antecedentes optimistas

Para creer en la gesta hay algunos precedentes en Europa. El Sevilla le dio la vuelta a un 1-0 como visitante en la ida en tres de las cuatro últimas ocasiones, todas ellas con un marcador como local por 2-0. Fueron ante el Panathinaikos, en la 2004-2005, ante el Lille, en la temporada siguiente, y en la 2006-2007, ante Osasuna, que sirvió para alcanzar la final de Glasgow. El lunar negro, en la previa de la Liga de Campeones de la temporada 2010-2011 ante el Sporting de Braga, cuando cayó 3-4 tras el 1-0 cosechado en Portugal.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
RT @CARPoficial: #FuerzaBerizzo 💪🏻 Enviamos nuestro apoyo y fuerza a Eduardo "Toto" Berizzo para que pueda superar este difícil momento.… - 5 horas ago