Nico Pareja, durante el choque ante el Maribor en Nervión
Nico Pareja, durante el choque ante el Maribor en Nervión

Entre los mareos de Pareja y los pitos a Varas

Ahora espera la Real, en un partido que a buen seguro no será tan plácido como el de anoche

Por  11:19 h.

La tarde de ayer no acompañó mucho para que se viera un gran ambiente en el Ramón Sánchez-Pizjuán, que conocía horas antes que albergará nuevamente un partido de la selección española. El tiempo gris, con amenaza de lluvia que no fue tal, la hora del encuentro, y que se trataba de un partido en el que pagaba el abonado, cifró un ambiente de media entrada en el feudo de Nervión. Pareja y Varas fueron las únicas caras negativas de un partido que tampoco dio para muchas euforias, con un Sevilla dominador pero que no sabía meterle mano a un ordenado Maribor. Finalmente, los goles de Reyes y Gameiro instalaron la tranquilidad de un pase a octavos de final de la Liga Europa.

La victoria fue la mejor noticia de un equipo que encadena ya dos seguidas, tan necesarias para reforzar la moral de un equipo que, hasta minutos antes de medirse al Rayo en Vallecas, llegaba plagado de dudas por los malos resultados. Dos victorias seguidas que permiten trabajar a los de Emery con más calma para recibir a la Real Sociedad el próximo domingo en Nervión, en un partido que a buen seguro no será tan plácido como el de anoche.

En la cita ante el Maribor destacaron cuatro nombres propios en particular. Pareja, que volvió a jugar de inicio junto a Fazio, tuvo que retirarse en el descanso por unos mareos por un golpe en la cabeza con un delantero rival. El público llegó a silbar al argentino cuando se anunció el cambio por megafonía. Otro nombre propio fue Reyes. Su sacrificio en el campo, que le llevó a marcar un gol con la espalda por su trabajo de presión al portero, tuvo la recompensa del aplauso de la grada. También se fue entre aplausos Gameiro, que marcó de nuevo, como ya lo hiciera en la ida, y que parece recuperar ese olfato goleador que llevaba unas semanas ausente, dejando claro que está dispuesto a pelearle la titularidad a Bacca.

El que peores sensaciones dejó fue Javi Varas, que incluso fue silbado en algún momento del encuentro por su nerviosismo en algunas acciones. Sus pases cortos dieron algún susto al aficionado, y en el gol del Maribor puede hacer algo más. El Sevilla tiene dudas en su portería, donde ni Beto ni Varas terminan de convencer.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
RT @abc_es: 🔴#AMPLIACIÓN Los Mossos abaten a una persona en Subirats con rasgos similares a Younes Abouyaaquoub https://t.co/iu0y5ghki7 - 5 horas ago