“Mi padre era bético, pero decidió que fichara por el Sevilla”

Por  10:22 h.

Image-Tendría 15 ó 16 años y me llamaban «el Gordillo de El Arahal»; me lo puso el ABC y me lo gané por destacar en la Regional. ¡Para mí fue un orgullo! Había un espacio para el fútbol no profesional y salió una foto mía con el título: «El Gordillo de El Arahal»…

-Iba usted para futbolista…

-Bueno, estuve estudiando y no fui capaz de terminar; estaba haciendo electricidad del automóvil, en la Formación Profesional, y lo dejé en cuarto. ¡Me arrepiento! Yo provengo de una familia de clase media; éramos cinco hijos… Con las manos de mi padre, que era tornero fresador, y las labores jornaleras en el campo de mi madre, fuimos «pa’lante». Y sí, el fútbol me fue llegando y yo a él.

-¿Cómo llegó al Sevilla?

-Mire, mi padre era bético y me llevaba al estadio, aunque también iba al del Sevilla con un tío mío. Hubo un momento en el que pude fichar por el Betis, pero mi padre decidió que me fuera al Sevilla.

-¿Cómo?

-Aunque fuera bético pensó que lo mejor para mí era el Sevilla. Recuerdo que estuvo hablando con Pepe Alfaro de mi formación. ¡Ahí empezó todo! El mejor consejo que me han dado en mi vida me lo dio mi padre por aquellas fechas. «Si realmente quieres triunfar en el Sevilla, trabájatelo». A partir de ahí no se perdió ningún partido mío desde que entré en el Sevilla. En su corazón entró también mi club. Me acuerdo de él todos los días.

-Ahora llega un partido contra el Betis, y como entrenador del primer equipo. ¿Qué es un derbi para Manolo Jiménez?

-Es la ilusión…, algo con lo que has crecido, ya sea en categorías inferiores o ahora en el primer equipo. El primer recuerdo que tengo de un derbi fue cuando yo tenía unos 17 años. Fue un partido muy intenso, de poca calidad, con mucho sentimiento.

-¿Es capaz de definirme el sentimiento por el Sevilla?

-¡Esa es una buena pregunta! ¿El sevillismo? Es saber, ser consciente de que sufres, sientes y padeces por este equipo. Y ahí me tengo que acordar de dos personas muy importantes en mi carrera, Pepe Alfaro, que en paz descanse, y Antonio Valera, que supieron inculcarme el sevillismo, la honradez, ser fiel a una entidad tan importante.

-¿Puede la plantilla actual vivir un derbi de igual manera que una completa de canteranos?

-La plantilla del Sevilla es de fenómenos, de grandes futbolistas con mucha calidad. Y en el derbi hay que ir metiéndolos. Sucede que el equipo ha crecido mucho en muy poco tiempo, con tantos títulos… Y, evidentemente, hay que saber cambiar el chip, de jugar una competición a otra, de irte con la selección y volver; no es cuestión de humildad, sino de cambiar el chip, de concentración.

-Uno que seguro que lleva mucho tiempo concentrado en el derbi es Paco Chaparro.

-Congeniamos muy bien. Un año, en el que el primer entrenador del Sevilla era Jock Wallace, Paco estuvo de segundo técnico.

-¿Qué recuerdos tiene de él?

-Era un hombre muy afín a la preparación física; vamos, recuerdo que mientras nosotros entrenábamos él se ponía a correr también. Hablaba mucho con los canteranos, te decía por dónde debías ir, qué opción tomar…

-¿Ya ponía música en el vestuario?

-Pero eso es una cosa muy normal… ¡Nosotros también escuchamos música en el vestuario! Sería contra natura no dejar que los futbolistas lo hicieran.

-¿El Arrebato?

-Sí, ¿por…?

-Es la canción que suena en su móvil a la espera de que lo coja.

-¡Ah! Sí, me lo pusieron hace ya algunos años y no sé ni cómo se quita. Pero vamos, El Arrebato, además de hacer el himno del Sevilla, está muy presente para nosotros.

-¿Se alegra de la mejoría del Betis?

-Me alegro de que las personas honradas tengan su premio.

-¿Se llevaría algún jugador del Betis al Sevilla?

-Lo que diga puede ser malinterpretado; eso sí, sólo digo que en la plantilla del Betis hay un jugador en el que yo he colaborado para su formación, Fernando Vega, un futbolista que estoy convencido de que triunfará en Primera.

-Por último, ¿cuál es el elogio que le han dicho en los últimos días que más le ha llenado?

-Dos, el primero, «gracias por ser tan honrado», y el otro, «aunque soy bético, quiero felicitarte por tu trabajo».

Clic aquí para ver su rueda de prensa en el pre-derbi