Esperando al Mundial para concretar la planificación de entradas y salidas

Por  9:20 h.

Mucho se está hablando de la planificación sevillista para la temporada que viene. De todos los jugadores con los que la dirección deportiva se puede llegar a juntar para el comienzo de los entrenamientos el próximo 8 de julio, la mayoría seguirá en la disciplina nervionense, puesto que cuentan y tienen contrato en vigor, aunque en algunos casos como Jesús Navas o Luis Fabiano, los eternos intereses de equipos grandes –que todavía no se han convertido en ofertas en firme- podrían hacer que haya más movimientos en la plantilla de los previstos.

De momento ha llegado Dabo para apuntalar el lateral derecho y deberá pugnar con Konko por un puesto de titular, a la espera de saber qué ocurrirá con Sergio Sánchez, mientras que la clave va a estar en el mediocentro. Zokora dio la temporada pasada un aire nuevo a una demarcación por la que comienza el engranaje atacante del equipo, pero el deseo de Monchi es que dos futbolistas más refuercen dicha posición. En la mente de todos están los nombres que han salido con más fuerza, Borja Valero y el italiano Tiberio Guarente, pero de momento el mercado está muy parado por la disputa del Mundial de Sudáfrica.

En orgullodenervion.com hemos querido hacer un análisis jugador por jugador de su situación , los que han tenido mayor protagonismo a lo largo de la temporada y parece que la mayoría de jugadores va a continuar, a no ser que llegue una oferta “fuera de mercado” como dice el presidente Del Nido. Del resto de jugadores que han disputado minutos en la temporada que terminó hace un mes, sólo Luna hará la pretemporada con el primer equipo y si cumple expectativas podría quedarse como miembro del primer equipo también de pleno derecho, mientras que Marc Valiente tendrá que buscarse equipo para poder jugar, puesto que tampoco para el Sevilla Atlético parece contar demasiado.

Por su parte, David Prieto, Armenteros y Casado deberían regresar de su cesión al Xerez, pero no parece que ninguno de los tres se quede en la plantilla, al igual que Crespo, que no ha tenido mucha importancia en el Racing de Miguel Ángel Portugal. Caso contrario es el de Alejando Alfaro, que hará la pretemporada con sus compañeros en Costa Ballena y parece ser que la próxima campaña será la definitiva en la que se quedará como jugador del primer equipo sevillista.

Palop: El de L’Alcudia termina contrato en junio de 2011 pero no se duda de su continuidad. Es el gran capitán del equipo y sigue rayando a un gran nivel defendiendo la meta sevillista. No es descartable que renueve al menos (por su edad) una temporada más antes de que comience la próxima temporada o bien se espere al rendimiento que ofrezca durante la 10-11, aunque ese extremo está fuera de toda duda.

Fazio: El joven jugador argentino sigue sin cumplir con las expectativas con las que llegó en enero del 2007. Sí que sigue siendo un jugador cumplidor cada vez que salta al terreno de juego, pero las lesiones no le han dado la continuidad que todo profesional necesita para desarrollar su carrera. En el club esperan que supere todos sus problemas físicos y de cara a la temporada que se avecina explote definitivamente. No parece que haya ofertas por él (siempre sería como cedido), por lo que no saldrá.

Dragutinovic: Está en la misma situación de Palop, aunque la lesión en el tendón de Aquiles con la que acabó la Liga posiblemente pueda marcar su futuro. En condiciones normales podrá volver a trabajar con normalidad para el comienzo de la pretemporada tras la operación a la que tuvo que ser sometido, por lo que cumpliría su última temporada como jugador sevillista, pues, al igual que Palop, cumple en junio del año que viene. Aún así, en proyecto de la dirección deportiva también está en mente renovarle como poco una temporada más.

Squillaci: En principio el galo cuando vuelva del Mundial se incorporará a la disciplina del equipo después de sus vacaciones. Se espera que sea el central que fue en su primera temporada como sevillista y ralle a un nivel superior al que lo ha hecho en la recién acabada temporada. Acaba contrato en junio de 2012 y en principio no hay ofertas por él. Seguirá.

Duscher: El ‘5’ sevillista tiene muchas papeletas para salir. De hecho, la posición que más se quiere/necesita reforzar es la suya, el mediocentro, por lo que está de los primeros en la lista para abandonar la disciplina sevillista. Ha sonado en estos días como posible jugador moneda de cambio con el Español en la negociación por el central Nico Pareja, así que habrá que esperar movimientos.

Adriano: Otro del que habrá que estar muy pendientes este verano, pues hace pocas fechas manifestó su deseo de abandonar la disciplina sevillista. De momento, públicamente no ha trascendido que haya llegado al Sevilla oferta alguna por el de Coritiba, pero con sus palabras ya ha metido presión a la entidad de Nervión para pensarse su salida. Para Monchi es uno de los fijos, pero si el jugador se quiere marchar y llega una oferta convicente…

Jesús Navas: Podemos tener un verano movidito con el palaciego. En principio finaliza contrato dentro de dos veranos, en 2012. El club quiere renovarle pero de momento no han comenzado las negociaciones para dejar tranquilo al chaval y ver qué ocurre en la cita mundialista. El Madrid está al acecho, pero para Mourinho no parece ser una incorporación primordial para su esquema de juego. La intención es que siga, pero como dice Del Nido “si llega una oferta fuera de mercado…”.

Zokora: De lo mejorcito de la pasada temporada, ha sido el primer paso para renovar una posición como el mediocentro importante para el Sevilla. Llegó el verano pasado procedente del Tottenham, se adaptó desde primera hora y su rendimiento está fuera de toda duda, convenciendo a los dirigentes y los aficionados. La idea del club es que haya un par de refuerzos más en esa parcela del campo para apoyar el buen hacer del marfileño, que está en el Mundial.

Koné: La situación del marfileño es más que complicada. Eternamente lesionado, cuando se recuperó fue cedido al Hanover96. Nada más debutar en Alemania marcó un gol y cuando parecía que podía volver a ser el que fue en el PSV holandés en sus inicios en Europa volvió a caer gravemente lesionado en la rodilla y tuvo que volver a pasar por el quirófano. Tiene muy complicado seguir, de hecho no se cuenta con él, aunque lógicamente sin ofertas el Sevilla tendrá que ver qué hace con él.

Luis Fabiano: Misma situación que Jesús Navas. Es uno de los pilares básicos del equipo y aunque terminó lesionado la temporada con el Sevilla, está en el Mundial con Brasil. El Milán, al igual que el verano pasado, ha vuelto a interesarse por él e incluso se habla de una oferta de 15 millones de euros en la que entraría Klaas Jan Huntelaar para hacerse con sus servicios, pero el mercado se encuentra en estos momentos muy parado con la disputa del Mundial, por lo que habrá que esperar a que termine el torneo en Sudáfrica para ver qué pasa.

Renato: En mayo renovó hasta junio de 2012, pero con posibilidad de ampliarlo una o dos temporadas más en función de partidos jugados y objetivos cumplidos. En teoría, sin las ampliaciones pactadas, acabaría en el Sevilla con 33 años y lo normal sería que quisiera volver al Santos, equipo del que llegó en julio de 2004, para dar carpetazo a su carrera profesional, pero quién sabe si sigue alguna campaña más en la disciplina nervionense. Con la renovación firmada se daban por cerrados los rumores que provenían desde la capital de España y que decían que Renato podría haberse marchado al Atlético de Madrid.

Kanouté: El malí sigue siendo uno de los estandartes de este Sevilla FC. Cumple 33 años en este mes de septiembre y todavía le quedan otros dos años más de contrato, que cumplirá con absoluta normalidad. No parece que vaya a salir, a no ser que aparezca alguna oferta como la que apareció en la prensa turca el pasado fin de semana. En dichas informaciones se indicaba que el Fenerbahçe habría presentado una oferta de diez millones para hacerse con los servicios del africano.

Javi Varas: En la pasada campaña volvió a demostrar que es un portero sobrio y sin estridencias en los siete partidos que disputó, así como también cumplió a la perfección el papel de portero suplente, tan importante a veces en una plantilla de futbolistas de máximo nivel. El de Pino Montano cumple contrato en 2013, es decir, todavía le quedan tres años más, así que seguirá a la sombra de Palop esperando oportunidades para aprovecharlas como lo ha hecho hasta ahora y quién sabe si opta a la titularidad en algún momento, aunque como no sea por lesiones y/o sanciones del valenciano, lo tendrá complicado. Pero eso él lo sabe y lo tiene asumido.

Escudé: El central francés cumplirá en agosto 31 años y le quedaría una temporada más de contrato en el Sevilla, pues tiene firmado hasta junio de 2011. En las prioridades de la dirección deportiva está renovarle como mínimo una temporada más en la misma fórmula que Renato, es decir, con posibilidad de seguir algún año más en función de objetivos, así que es un asunto pendiente de concretar en la agenda de Monchi, aparte de las salidas y entradas que habrá en la plantilla.

Diego Capel: Recién renovado hasta el 30 de junio de 2014, ha terminado la temporada siendo titular y uno de los activos más importantes de la plantilla. En principio se cuenta con él y no tendría porque marcharse pero le están llegando cantos de sirena desde Italia, donde aseguran que la Juventus podría haber ofrecido por el de Albox 18 millones de euros a Del Nido para hacerse con sus servicios, así como también se apunta a que el nuevo técnico del Inter de Milán, Rafael Benítez, lo habría incluido en una lista de posibles refuerzos para el conjunto neroazzurro. Habrá que esperar movimientos.

Sergio Sánchez: Es la gran incógnita por la patología cardíaca que se le diagnosticó en el pasado mes de enero. Tuvo que ser operado en Alemania y todo ha salido muy bien, pero todavía no se sabe si podrá volver a competir al máximo nivel. En el Sevilla, aún así, se han cubierto las espaldas con la llegada de Dabo. El chaval sigue esperanzado en volver a jugar al fútbol, aunque como es normal en estos casos, su salud es lo primero.

Fernando Navarro: Esta segunda temporada como sevillista ha sido quizás la peor del catalán, con muchos altibajos en su rendimiento, además de que unos problemas en el sóleo no le permitieron acabar la temporada compitiendo. Cumple contrato en 2013 y en teoría se da por bien cubierta la posición de lateral izquierdo con su presencia y la emergencia del canterano Antonio Luna, aunque una hipotética marcha de Adriano podría propiciar alguna incorporación.

Negredo: Sin duda, la mayor decepción de la temporada. Firmó hasta junio de 2014 procedente del Real Madrid y su primera temporada no se ha desarrollado como todo el mundo esperaba. Teniendo en cuenta rotaciones, lesiones y sanciones de Kanouté y Luis Fabiano, ha sido el delantero que más ha jugado, disputando 2658 minutos oficiales entre las tres competiciones, repartidos en 33 partidos de Liga, 6 de Champions y siete de Copa del Rey. Ha marcado un total de 14 goles, los mismos que Kanouté, siete menos que Luis Fabiano, máximo goleador del equipo. Lo dicho, una decepción, pero tendrá una segunda oportunidad en la 10-11.

Acosta: A Lautaro le sigue mirando un tuerto. Segunda temporada prácticamente en blanco por culpa de ese tobillo que le tiene en vilo desde que llegó. Es uno de los muchos jugadores que tiene el Sevilla en la posición de mediapunta y en principio no tiene mucho mercado para salir, aunque podría entrar como moneda de cambio en alguna operación si algún club que mantiene negociaciones con el Sevilla lo estimara oportuno. Si se quedara la temporada que viene, tendría una nueva oportunidad para intentar demostrar algo.

Romaric: Junto a Duscher, es el futbolista que más papeletas tiene para abandonar la disciplina sevillista y dejar libre una de las plazas de medioscentros que se pretenden tener para la temporada que viene. Aunque hace pocos días desde la concentración de Costa de Marfil preparatoria para el Mundial dijo que le había comunicado a Monchi que no quería marcharse, su bajo rendimiento provocado por alguna que otra falta de disciplina hace que esté en la parrilla de salida para irse. En el club esperan que haga un buen Mundial para que se revalorice y poder recuperar algo de lo invertido por él.

Lolo: El pasado mes de octubre firmó una corta renovación, por una temporada más, hasta junio de 2011, pero no va a continuar tras ser una petición expresa de Jiménez el pasado verano aunque entró en las negociaciones por Jesús Gámez, que finalmente no vino al Sevilla. Está previsto que entre como moneda de cambio en alguna operación, tras no haber demostrado prácticamente nada en comparación con lo que hizo el año anterior en el Málaga como cedido.

Konko: Ha terminado bastante mejor la temporada de cómo la comenzó. Cumplidor siempre, hizo unas buenas comparecencias en los partidos en los últimos partidos de Liga y cuajó una gran actuación en la Final de la Copa del Rey. Con la llegada de Dabo tendrá un duro competidor por un puesto de titular en el lateral derecho, aunque no es descartable que, si su rendimiento mejora en el aspecto global, el entrenador decida alternar a ambos jugadores.

Perotti: Tuvo un momento álgido en la temporada, que le llevo a ser llamado por primera vez por el seleccionador argentino Diego Armando Maradona para el amistoso que la albiceleste jugó contra España en Madrid. Luego sufrió una rotura muscular durante el choque ante el Xerez que le mantuvo renqueante hasta el final de temporada y, aunque volvió a jugar, se le notaba que no estaba al cien por cien. No habrá problemas en que continúe en la disciplina nervionense pues cumple contrato en 2014 y no parece, de momento, que haya algún equipo interesado en él.

José Carlos: Después de una interesante pretemporada todo parecía que iba a tener un papel destacado en el primer equipo y, aún teniendo ficha del filial, actuaría más Primera que en Segunda B, pero no fue así. Jiménez le achacaba muchas veces falta de madurez, pero debía ser fuera del campo, porque dentro sí que parecía estar preparado para dar el salto definitivo. Ante la falta de oportunidades ha manifestado que, pese a que le gustaría seguir, si se tiene que marchar para encontrar más minutos, lo hará. Ha sonado también como moneda de cambio en la operación por Nico Pareja con el Español.

Chevantón: A mitad de la primera vuelta tuvo que volver a pensar en buscarse una ubicación y qué mejor mercado que el italiano, puesto que allí todavía tiene un gran cartel. Su destino fue el Atalanta y allí tampoco ha cuajado una buena segunda parte de la temporada en el Calcio, pues el equipo de Bérgamo ha descendido de categoría a la Serie B. También podría entrar en alguna operación, por lo que todo parece indicar que no continuará más en la disciplina sevillista puesto que cumple contrato en junio de 2011 y no tiene mucho sentido que renueve por alguna campaña más.

Cala: Ha sido el gran descubrimiento de la temporada. Tiene contrato hasta 2012 y un futuro asegurado en la defensa sevillista, pero ante el deseo de renovación del club, en estos momentos el propio futbolista ve lejana su renovación. Hará la pretemporada con el primer equipo en Costa Ballena y para la temporada que viene le han comunicado ya que tendrá dorsal de pleno derecho con ‘los mayores’, así que seguirá, al menos, una temporada más en la entidad y lo más lógico es que durante el año siga negociando su renovación, pues el Sevilla no debe dejar escapar a un futbolista como este.