El Estadio do Dragao, este miércoles
El Estadio do Dragao, este miércoles

Europa, pendiente del duelo entre bicampeones de la UEFA

Oporto y Sevilla FC quieren reeditar sus hazañas en el torneo continental

Por  17:42 h.

El Oporto y el Sevilla FC, dos bicampeones de la Copa de la UEFA -los portugueses en 2003 y 2011, y los españoles en 2006 y 2007-, buscarán este jueves sacar un buen resultado en la ida de los cuartos de final de la Europa League en una competición en la que ambos anhelan reeditar viejas hazañas. El Oporto, también dos veces campeón del máximo torneo europeo (1987 y 2004), se agarra a su experiencia continental para intentar doblegar al Sevilla FC en este primer asalto de una eliminatoria a priori igualada, a la que los sevillistas llegan en un gran momento, con seis triunfos seguidos en la Liga antes de caer el domingo pasado con el Celta (1-0).

Ya sin opciones de revalidar el campeonato de su país (está a quince puntos del líder Benfica y a ocho del segundo clasificado, el Sporting de Lisboa), el Oporto, campeón de la Liga lusa los últimos tres años, busca en Europa mitigar su decepcionante recorrido en el torneo regular y espera, además, recuperar el halo de su Estadio do Dragao, inexpugnable hasta esta temporada. A pesar de haber fallado en la fase de grupos de la Liga de Campeones, donde compartió grupo con el Atlético de Madrid, la Europa League le ha servido para recuperarse anímicamente, sobre todo tras eliminar al Nápoles de Rafa Benítez en los octavos de final. Ante el Sevilla FC, al que el Oporto apeó en los dieciseisavos de este torneo el curso 2010-2011, edición que acabaría por ganar en la final de Dublín contra el Braga, esgrimirá el buen momento del extremo portugués Ricardo Quaresma y el olfato goleador del colombiano Jackson Martínez (16 tantos en la Liga lusa) como mejores bazas.

Mientras, el Sevilla FC ha aterrizado en Oporto consciente de las dificultades de la eliminatoria por la entidad de un rival histórico y potente, a pesar de que ahora esté pasando por una crisis de la que desconfían los sevillistas, al entender que esto quizá le hace más peligroso. Sea como sea, el equipo de Emery, tras eliminar en los penaltis en octavos a su eterno rival, el Real Betis, tiene puesta una gran ilusión esta temporada en su vuelta al torneo europeo, después de un año ausente, y quiere revivir antiguos logros en su competición “talismán”, que ganó dos veces seguidas en 2006 y 2007. Además, al Sevilla FC le ha costado mucho esfuerzo llegar a este punto de la Europa League, pues empezó a jugar a comienzos de agosto y tuvo que pasar dos rondas previas antes de la fase de grupos.

Redacción

Redacción