Háganse a la idea, este equipo ha bajado el nivel

Por  21:45 h.

Es la conclusión que se puede sacar de este partido y de todos los anteriores en la temporada: el Sevilla FC ha bajado de nivel futbolístico. Un pobre Rácing, que vino con varios suplentes y a verla venir, le ha quitado dos puntos a un equipo que se supone debe luchar por jugar la Champions el próximo año. La evidente caída en calidad del equipo propició que el equipo de Álvarez se viera incapaz siquiera de lanzar entre los palos en la segunda mitad, sufriendo incluso en los últimos minutos ante los cántabros. El pitido final desató una bronca del respetable que hace tiempo no se oía en Nervión.

Sevilla FC 1 Rácing 1
1 – Sevilla FC
Palop; Konko, Alexis, Escudé, F. Navarro; Zokora, Guarente; Alfaro (Acosta, min. 80), Cigarini (José Carlos, min. 69), Perotti; y Negredo (Luis Fabiano, min. 75).
1 – Rácing de Santander
Toño; Pinillos, Torrejón, Henrique, Cisma; Arana (Edu Bedia, min. 84), Diop, Tziolis, Munitis; Adrián (Lacen, min. 70) y Rosenberg (Ariel, min. 59).
Goles
1-0, min. 12, Negredo (p); 1-1, min. 53, Pinillos.
Árbitro
Ayza Gámez (Colegio valenciano), amonestó a Toño y Tziolis, por el Racing
Incidencias
Noche agradable y cielos cubiertos en Sevilla. Terreno de juego en buenas condiciones. Unos 30.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Pronto avisó el Sevilla de sus intenciones en el partido. Dueño de la pelota y sin huecos en sus líneas que den ventaja al rival. Perotti, uno de los mejores en la primera parte (y en lo que va de temporada), avisó con un lanzamiento de falta que se estrelló en el palo. Pero a los diez minutos el choque se le puso de cara al once sevillista. Balón colgado por Konko a la espalda de la defensa, Toño mide mal y se lleva por delante a Alfaro. El colegiado no dudó en señalar el punto de penalti y amonestar al guardameta visitante. Negredo lo lanzaba y subía el primero en el marcador.

El once de Álvarez era dueño del esférico, con un conjunto cántabro replegado y buscando a Rosenberg con el pelotazo largo, vivía tranquilo en defensa. Guarente estaba cuajando un buen encuentro y Alfaro, muy activo, caía a ambas bandas y al centro del campo, dificultando las labores de marcaje de la zaga santanderina. Si bien, seguía echándose de menos más aportación de Cigarini, llamado a ser el manijero del juego de creación. Perotti falló un mano a mano tras una gran pared con Negredo que bien pudo matar el partido. Racing se fue sacudiendo un poco el dominio sevillista en los últimos minutos de la primera mitad, pero no se acercaba a las inmediaciones del área de Palop.

Segunda mitad bochornosa

La segunda mitad arrancó muy mal. El Racing empataba a los 9 minutos gracias a un fallo en cadena, primero de Cigarini, que se duerme y le roban la cartera, y Zokora que no termina de despejar. El centro desde la izquierda de Adrián lo enganchaba de volea Pinillos para empatar el choque. Se veía venir por el descenso de intensidad en los de Álvarez, que debía reaccionar retirando del campo al 19 del Sevilla, e incluso a Zokora, que estaba cuajando un encuentro bastante malo.

El técnico sevillista tardaba un mundo en hacer los cambios, viendo que el Racing le estaba ganando la partida desde el descanso. El de Marchena metía en el campo a José Carlos, y al fin quitaba a Cigarini, silbado por parte del público del Pizjuán. También se marchaba Negredo, muy cansado de bregar con los centrales cántabros, para darle 15 minutos a Luis Fabiano para resolver las tablas en el marcador.

Palop salvaba el 1-2 del Racing tras un fallo de Escudé y el nerviosismo acuciaba en Nervión. La grada castigaba la desidia sevillista y el dominio de un pobre Rácing. Los datos hablaban por sí solos, ningún tiro a puerta en toda la segunda mitad. El pitido final desató una bronca de las que hace tiempo que no se veían por Nervión.