Varas, Jairo y Rakitic, junto a Iborra en un entrenamiento
Varas, Jairo y Rakitic, junto a Iborra en un entrenamiento

Iborra: «Ya se fue gente importante y Monchi hizo un equipo campeón»

El valenciano jugó 40 partidos en su debut con el Sevilla y se erige como uno de los pilares de la 14-15

Por  5:36 h.

Está llamado a ser uno de los hombres a dar un paso adelante la próxima temporada en el Sevilla. Sus condiciones, la inversión que por él hizo el club y las presumibles salidas que debilitarán el centro del campo nervionense señalan a Vicente Iborra como pieza importante en el engranaje del proyecto venidero. Se podría caer en el error de interpretar que su primer año en el Sevilla ha sido el de la adaptación, o incluso pensar que su rol en el equipo ha sido secundario al lado de otros nombres más mediáticos.

Sin embargo, siempre cauto y sin querer hacer ruido, los números que arroja Iborra en su debut como sevillista hablan por sí solos: 40 partidos entre la Liga, la Liga Europa y la Copa del Rey, en los que, a pesar de su posición de mediocentro, ha contribuido aportando cuatro goles y cuatro asistencias. El equilibrio y la sensatez que intenta mostrar sobre el terreno de juego son también los rasgos que definen su carácter y su personalidad. Iborra nunca se esconde, habla muy claro y atiende la llamada de ABC desde su retiro vacacional, donde, como todos sus compañeros, a excepción de los que preparan la cita mundialista, disfruta del merecido descanso de un campeón de Europa.

«Se disfruta mucho más el descanso, este tiempo con la familia y con los amigos, después del bonito final que tuvo una temporada muy larga para nosotros. A la vuelta nos espera la ilusión de trabajar al máximo porque volveremos a tener la oportunidad de luchar por otro título continental ante un gran equipo como el Real Madrid. En lo personal, mi objetivo seguirá siendo el de disputar el mayor número de partidos posible, seguir creciendo junto a este equipo que tiene margen para ello, ayudar en todo y adquirir cada vez un papel más importante. Hay que sumar siempre al grupo y no conformarse, cubrir todas las necesidades que nos requiera el míster», comenta Iborra, ilusionado con la que será su segunda campaña en Nervión.

El centrocampista es consciente de que el equipo ha puesto el listón muy alto en cuanto a los objetivos, pero transmite seguridad a la hora de hablar del futuro porque siente que el vestuario maneja la fórmula del éxito: «Lo que se ha conseguido es algo muy difícil, y que no sería posible sin el feeling que hay entre los compañeros, en un vestuario en el que reina muy buen ambiente, con una plantilla de jugadores de calidad y un entrenador entregado a su trabajo y pendiente de todos los detalles».

Volviendo al rol futbolístico de Iborra, el valenciano es de esos jugadores que quiere tener cualquier técnico a su lado, un auténtico todoterreno, un hombre con unas prestaciones notables en su posición natural, pero con la capacidad innata de abarcar cualquier función sobre el rectángulo de juego. En la última gira asiática del Sevilla, en la que Emery no pudo contar con ninguno de sus delanteros (Bacca se marchó con Colombia, Carlos Fernández con la sub 19 y Gameiro estaba lesionado), Iborra sorprendió a todos adelantando su posición hasta casi como segundo delantero. El resultado de la prueba fue inmejorable: dos goles en el primer partido contra el Pelita Bandung y varias llegadas y ocasiones con mucho peligro en el segundo encuentro contra el Selangor. Iborra sonríe cuando le recordamos que un día aterrizó un tal Julio Baptista en Nervión, como mediocentro, y Caparrós lo convirtió en uno de los mejores arietes del continente: «Hombre, realmente mi paso ha sido al revés que el de Julio. Yo debuté jugando en punta, ahora soy centrocampista y en el primer partido con el Sevilla Emery me utilizó de central. Pero sí, me conozco y sé que puedo tener esa llegada, y conseguir una cifra de goles más abultada. Quiero seguir aportando, seguir mejorando en el Sevilla para ayudar. Sé que puedo ofrecer más».

Mensaje al sevillismo

Y para finalizar, Iborra lanza un mensaje alentador al sevillismo en relación a la salida de algunos jugadores importantes como Ivan Rakitic y Alberto Moreno: «En el equipo hay jugadores que han hecho un temporadón y es normal que grandes conjuntos se hayan fijado en ellos. Nosotros estamos preparados por si se producen esas salidas. El vestuario está muy tranquilo. Sabemos que el club maneja perfectamente estas situaciones y transmite confianza. El año pasado, se fueron jugadores importantes y Monchi construyó un equipo campeón. Por eso creo que los sevillistas pueden estar tranquilos. Es importante que ellos sigan haciendo una piña con el equipo, que estemos todos unidos, porque ese nexo de unión ha sido la clave, y un orgullo para nosotros los futbolistas». Vicente Iborra carga las pilas de cara a una temporada en la que su equipo comenzará a trabajar a principios de julio con la mente puesta en la final de la Supercopa de Europa ante el Real Madrid, en Cardiff el 12 de agosto.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: La titánica y ejemplar lucha del Sevilla con los gigantes de Europa https://t.co/lH5QoLq6pK vía @MontesdeOcaFran @Orgu - 2 horas ago