¡¡¡SUPERCAMPEÓN DE ESPAÑA!!!

Por  23:30 h.

Image

Perdón por utilizar las mayúsculas para titular esta noticia, ya que en el lenguaje de internet el uso de esta tipografía se puede entender como gesto de mal humor y enfado, pero lo de este equipo no es para menos. Cinco goles a domicilio a un Real Madrid que se jugaba ni más ni menos que un título. Partidazo de los hombres de Juande Ramos, que han vapuleado al conjunto merengue en la vuelta de la Supercopa de España.

El Sevilla comenzaba el partido tanteando al rival y el encuentro, sabedor de la exigua renta que tenía del partido de ida. No obstante, el juego de los de Nervión se imponía por momentos, y en una jugada embarullada en el área Poulsen le ponía un balón a Renato para que adelantase al Sevilla. Los de Nervión tomaban ventaja y obligaban al rival a marcar tres goles para ser campeón, y pocos minutos después ponía la primera piedra por medio de un golazo del recién fichado Royston Drenthe.

Pese a todo, los sevillistas no se pusieron nerviosos y siguieron jugando y dominando al rival, y ese dominio se traducía en dos nuevos goles de Renato y Kanouté que prácticamente le ponían la Supercopa de España al alcance de la mano. Sin embargo, Cannavaro, en el último minuto de la primera parte, recordaba a los de rojo que en frente estaba todo un Real Madrid y aún había partido.

La segunda parte comenzó con constantes acometidas madridistas y alguna escaramuza en ataque de los de Juande Ramos, y tuvo que ser un ex sevillista, Sergio Ramos, quien empatase la contienda y metiera el miedo en el cuerpo a los visitantes.

Pero el que estaba en el campo era el Sevilla FC de los cuatro titulos en 15 meses, y tenía hambre de completar el repoker. Daniel Alves y Jesús Navas hacían diabluras por su banda, y en una de tantas llegadas un centro del brasileño lo recogía Kanouté para volver a poner tierra de por medio en el marcador y para asir con una mano este nuevo título, un hecho que sería completo, total y absoluto cuando Kanouté, de nuevo, remataba a placer un pase medido con el exterior de Kerzhakov ante la mala salida de Casillas. Cinco goles para ganar su quinto titulo, y a este ritmo, los que quedan por llegar.

{moscomment}

Redacción

Redacción