Imbatido a trompicones

Por  19:45 h.

El Sevilla FC se ha llevado esta noche el Trofeo Teresa Herrera ante el Deportivo de la Coruña al empatar a uno y tener más acierto en los penaltis. El conjunto de Marcelino, lleno de teóricos suplentes en el once titular, cuajó una mala primera parte, donde se vio dominado por un buen equipo deportivista. En la segunda mitad mejoró el club de Nervión gracias a la entrada de pesos pesados como Medel, Perotti o Manu del Moral, igualando la contienda a cinco minutos del final. El Sevilla acaba la pretemporada como invicto, aunque la segunda línea del equipo debe ofrecer más prestaciones.

Deportivo 1 Sevilla FC 1
1 – Deportivo
Aranzubía, M.Pablo, Aythami, Colotto, Ayoze; J.Vázquez, Á.Bergantiños; Bruno Gama (Pablo Álvarez, m. 28), Valerón (Xisco, m. 80), Guardado (Salomao, m. 65); Riki (Lassad, m. 73).
1 – Sevilla FC
Dani Jiménez; Cáceres, Alexis, Bernardo (Coke, m. 75), Alberto Moreno; Tom de Mul (Perotti, m. 45), Fazio (Medel, m. 45), Campaña (Salva, m. 45), Armenteros (Trochowski, m. 65); Luis Alberto (Manu del Moral, m. 69) y Negredo.
Goles
1-0, min. 4, Riki; 1-1, min. 85, Coke.
Árbitro
Valdés Aller (Castellano- leonés). No hubo tarjetas
Incidencias
Partido correspondiente a la LXVI edición del Trofeo Teresa Herrera. Terreno de juego en perfectas condiciones. Tarde-noche lluviosa. En los prolegómenos del encuentro el Sevilla mostró una pancarta que rezaba “Depor, siempre de primera”.

Los primeros cuarenta y cinco minutos del Sevilla fueron prácticamente para olividar. Lastrado desde bien pronto por el gol de Riki tras un gran pase de Valerón y asistencia de Bruno Gama, los sevillistas no se encontraron cómodos en ningún momento sobre el césped. Fazio y cáceres estaban especialmente desafortunados en la entrega, mientras que Campaña y Luis Alberto a penas participaban en el juego de creación. Los de Marcelino estaban a merced de un Deportivo muy bien ordenado y que tocaba el balón con mucho sentido, liderado por un Valerón por el que no parecen pasar los años.

El resultado al descanso no fue peor gracias a un gran error de Riki, que sobrepasó a Dani Jiménez con un sombrero, pero que falló a puerta vacía después. El poco juego de ataque de los sevillistas se limitaba a acciones sin demasiado peligro de Tom de Mul, que era quién más lo intentaba por banda derecha. Armenteros, en la izquierda, estaba desaparecido. Un disparo de lejano de Negredo y otro de Tom de Mul al filo del descanso, el único ‘peligro’del Sevilla en toda la primera mitad. La segunda unidad no estaba dando el nivel y Marcelino, muy enfadado en la banda, estaba dispuesto a cambiar el panorama que había adquirido el encuentro.

Y lo hizo dando entrada a un centro del campo prácticamente nuevo. Medel, Salva y Perotti ingresaban en el terreno de juego para nivel la balanza en favor de los intereses sevillistas. El equipo ganó en robo de balón, pero no terminaba de hilvanar jugadas ofensivas que le psuieran en franquicia para igualar la contienda. Pero fue cuestión de tiempo que los cambios surtieran efecto y al cuarto de hora el Sevilla ya dominaba el esférico. La primera y única vez que entró en escena Luis Alberto, se marcó una jugada que acabó en disparo de Negredo al larguero.

Sin embargo, los últimos minutos del encuentro fueron de alternativas, tanto en juego como ocasiones. El Sevilla, siempre peligroso con Negredo en campo, logró igualar la contienda a cinco minutos del final. El madrileño luchaba la pelota en el área para servirle un pase atrás a Coke, que sólo tuvo que empujarla. Es el segundo gol del ex del Rayo Vallecano en la pretemporada. El trofeo se vería abocado a la tanda de penaltis, donde tuvo más acierto el Sevilla.