Jiménez: “No estamos para romanticismos y sentimentalismos”

Por  13:53 h.

Míchel y Jiménez se saludan en un enfrentamiento anteriorEl entrenador sevillano del Real Zaragoza, Manolo Jiménez, sabe que su primera visita al estadio Sánchez-Pizjuán defendiendo los intereses de otro equipo será "especial" pero también tiene claro que ni su equipo ni él mismo están "para romanticismos y sentimentalismos". "Vamos dispuestos a salir con nuestras armas y a tratar de sorprender. Estamos muy necesitados de puntos y no podemos dar por bueno un empate porque nos podemos quedar cortos", manifestó en su comparecencia en el estadio de La Romareda antes de viajar a Sevilla.

También insistió en que en la recta final de la temporada la salvación pasará por "la valentía" que tengan por eso en estos momentos no pueden "renunciar a nada". Lo que ya no sabe Jiménez es si podrá sentarse en el banquillo visitante o tendrá que verlo desde la grada y si podrá contar con Abraham Minero que "es lo importante" porque de la presencia del catalán "todo dependerá mucho" para la alineación por la que finalmente se decante. "No tenemos un perfil de plantilla para jugar partidos muy seguidos. Físicamente acabamos muy tocados y la recuperación es primordial y necesaria porque según los fisiólogos se necesitan dos horas y me preocupan los partidos del Sevilla y el Granada, unos por obligación y otros por necesidad para tener a todos preparados", reflexionó.

En lo que no tuvo ninguna duda fue al asegurar que "no es normal" que no se conozca la decisión del Comité de Competición y espera que "lo miren detenidamente". "Nos jugamos mucho y que pueda contar o no con Abraham es muy importante para este partido y para el siguiente, o que pueda estar en el área técnica para despreocuparme de otras cosas", comentó.

Sobre cómo le recibirá la afición sevillista, ya que como jugador es el que más partidos ha disputado y pasó más de treinta años en esa casa, afirmó: "sé cómo me va a recibir, pero voy a mi casa siendo entrenador del Zaragoza". "La afición del Sevilla es parecida a la del Zaragoza, tiene solera, mucho vivido y saben entender y valorar al que lo ha dado todo", dijo.

Lo que no pudo precisar en un partido que será "especial y algo nuevo, aunque parece que el destino quiere que no pise el banquillo", es el lugar desde dónde lo verá en caso de no poder sentarse en el banquillo visitante, aunque podría ser en un palco VIP que hay junto al de presidencia.

Sobre la posibilidad de utilizar su condición de abonado y sentarse su localidad, Jiménez recordó que es accionista del Sevilla pero en estos momentos no tiene asignado asiento porque "tiene lista de espera".

Redacción

Redacción