Eduardo Berizzo, durante el Basaksehir-Sevilla (Foto: Reuters)
Eduardo Berizzo, durante el Basaksehir-Sevilla (Foto: Reuters)

Esta noche, en el Sánchez-Pizjuán: en juego casi quince millones de euros

Pasar a la fase de grupos le daría 2; jugarla, 12,7. y habría que unir los ingresos por «market pool» y los puntos por duelos

Por  3:30 h.

El Sevilla se juega hoy mucho más que el prestigio deportivo en el Sánchez-Pizjuán. Esta noche ante el Basaksehir, el equipo de Berizzo tiene ante sí la oportunidad de aumentar sus arcas económicas con los premios que ha establecido la UEFA para esta edición 2017-18. Por clasificarse a la fase de grupos, el Sevilla recibiría dos millones mientras que por jugarla tendría un pago fijo mínimo garantizado de 12,7 millones de euros, que se apoyará con primas de 1,5 millones de euros por victoria y 500.000 euros por empate en la fase de grupos. Los clubes que compitan en los octavos de final aumentarán aún más su pago base al recibir una cuota adicional de 6 millones de euros, con los cuartofinalistas recogiendo 6,5 millones de euros cada uno y los semifinalistas embolsándose 7,5 millones de euros cada uno. Por lo tanto, el ganador de la Liga de Campeones  puede recibir 15,5 millones de euros y el subcampeón 11 millones de euros. A todo ello habría que añadirle los ingresos  por el «market pool share».  Berizzo, sabedor de la importancia que tiene el duelo de esta noche, ya indicó ayer que se tomaba el partido como una final:«La seriedad del partido será la misma de la ida. Es estimulante estar en Champions. El club, la ciudad… está muy ilusionada. Sentimos esa responsabilidad. La idea es salir a por el partido y dominar a través del balón. El 1-2 no debe condicionar el plan del partido. Veremos un once más parecido al partido de ida. Las rotaciones del sábado tuvieron su motivo. Fue un partido que pudimos ganar. Cuando se toman decisiones no se sabe el resultado final», declaró ayer antes de jugar hoy en el Sánchez-Pizjuán.

Redacción

Redacción