El Juzgado instruye causa por botellazo como delito, con condena 3 años

Por  18:33 h.

El juzgado de instrucción 12 de Sevilla ha abierto diligencias previas por el botellazo que recibió el entrenador del Sevilla FC, Juande Ramos, y lo ha hecho por un presunto delito, con una pena aparejada de entre seis meses y tres años de cárcel, y no por una falta.

Fuentes judiciales dijeron a Efe que el juzgado a quien ha correspondido el atestado policial ha incoado diligencias previas por un presunto delito de lesiones, previsto para aquellos casos en los que la víctima haya requerido para su sanidad “una primera asistencia facultativa” y posteriormente “tratamiento médico o quirúrgico”.

En este caso, el entrenador del Sevilla, tras recibir el botellazo en el partido Betis-Sevilla de cuartos de final de la Copa del Rey, disputado el pasado 28 de febrero en el estadio bético, perdió el conocimiento, fue atendido en el mismo campo y luego en una clínica de Sevilla, donde pasó la noche en observación. La Policía detuvo a Angel Ch.R., de 30 años y portero del Castilleja CF, de la Primera Andaluza, que en su declaración policial negó ser el autor del botellazo.

Las fuentes judiciales dijeron a Efe que el juzgado aún no ha tomado ninguna decisión sobre la toma de declaración al presunto autor o a los testigos, sobre las pruebas existentes o sobre la solicitud de nuevas pruebas.

Añadieron que el juzgado de instrucción 12 de Sevilla ha descartado tramitar el caso como un juicio de faltas, con una pena sensiblemente inferior situada entre 7 y 24 fines de semana de arresto.

El letrado del presunto autor ha negado que su cliente sea el autor del lanzamiento de las botella desde la grada del estadio Manuel Ruiz de Lopera y ha sostenido que desde la misma zona se lanzaron varias decenas de objetos contra el campo.

Redacción

Redacción