Kanouté, séptima temporada estando siempre al quite

Por  5:00 h.

Sevilla: Kanouté volvió a marcarFrederic Kanouté llegó al Sevilla en el verano de 2005. Estaba a punto de cumplir 28 años (el 2 de septiembre) y lucía en su palmarés dos temporadas y media con el Olympique de Lyon, tres y media con el West Ham y otras dos con el Tottenham Hotspurs, al que la entidad sevillista pagó seis millones y medio de euros por su ficha. Hasta entonces Kanouté había sido un mediapunta con aceptables registros goleadores, aunque en su mejor temporada en este apartado, la 2000-01 con el West Ham, sólo se apuntó catorce dianas en las distintas competiciones en las que participó. Así pues, no contrató el club de Nervión a un consumado ariete, ni mucho menos, pero lo cierto es que seis años después se ha convertido en el cuarto realizador de la historia del equipo —tras Campanal, Arza y Araújo— y está claro que más adelante será recordado como el faro y referente ofensivo de la etapa más prolífica en cuanto a títulos del Sevilla Fútbol Club.
A la finalización de la pasada campaña, allá por el mes de mayo, Kanouté había sumado 259 partidos oficiales con la camiseta del Sevilla y la friolera de 128 goles. Aunque su contrato expiraba en junio de 2012, en ese momento el futbolista pensó muy seriamente en dar por concluida su etapa en el conjunto rojiblanco y tanto los dirigentes del club como los sevilllistas de a pie se mentalizaron para afrontar la marcha del delantero, que coqueteó con algún que otro equipo, como el Neuchatel suizo. Después de una larga reflexión, empero, Kanouté decidió seguir en Sevilla y en la entidad se celebró la noticia como si fuera la del mejor fichaje posible. Así, en el comienzo de la campaña actual, el espigado atacante nacido en la localidad francesa de Sainte Foy les Lyon, aunque con pasaporte de Mali e internacional con este país africano, ya ha jugado otros seis encuentros oficiales, por lo que acumula 265, y ha conseguido tres tantos más, con los que se ha puesto en 131 y ha seguido decidiendo partidos, que es su sino en este Sevilla.
Porque Frederic Kanouté ha colaborado con sus pases y sus tantos en muchos resultados favorables para el Sevilla que han supuesto puntos y eliminatorias ganadas, de competiciones europeas o de la Copa del Rey. Pero es que su acierto ha sido clave nada menos que en 45 choques en todos estos años, lo cual no es ninguna tontería. Hablamos de 45 partidos en los que los goles del malí sirvieron para que el Sevilla ganara o empatara, y si trasladamos este dato a las matemáticas podemos decir que la capacidad realizadora de Kanouté resulta desequilibrante a favor de su equipo en el 17 por ciento de los encuentros en los que el delantero participa. Esto es que prácticamente en uno de cada cinco partidos que juega sus goles tienen una influencia final decisoria.
El debut de Kanouté con el Sevilla se produjo el 28 de agosto de 2005 (Sevilla, 1-Racing, 0) y su primer gol liguero tardaría en llegar, pues lo marcó en diciembre al Barcelona (derrota por 2-1). Antes, sin embargo, había resuelto ya en septiembre la primera ronda de la Copa de la UEFA —que acabaría conquistando el Sevilla— haciendo los dos tantos de la victoria en Alemania sobre el Mainz 05. Esa temporada tuvo un papel determinante en los triunfos conseguidos ante Real Sociedad (3-2), Racing de Santander (2-3) y Athletic de Bilbao (2-1), y marcó el cuarto tanto en la final de la UEFA con el Middlesborough (4-0), en Eindhoven, en el minuto 89.
En la 2006-07 sus tantos fueron fundamentales en nueve partidos, entre ellos dos con el Betis (3-2 en la Liga, con dos tantos, y 1-0 en el del célebre botellazo a Juande Ramos); la segunda final de la UEFA, en Glasgow (hizo el 2-1 en la prórroga con el Español, partido que se decidió en la tanda de penaltis, en la que también marcó); y la final de la Copa del Rey (hizo el 1-0 definitivo en el minuto 10 ante el Getafe).
En la 2007-08 fue trascendental en cinco encuentros, entre ellos la vuelta de la Supercopa de España, en el Bernabéu, donde hizo tres goles en la victoria sobre el Real Madrid por 3-5. En la 2008-09 fue el ángel de la guarda del Sevilla, pues sus goles, muchos de ellos solitarios, sirvieron para once triunfos (ocho de Liga) y un empate.
En cinco encuentros fue vital en la 2009-2010, y en otros ocho en la pasada. En lo que va de la temporada actual el Sevilla le ha ganado a la Real Sociedad y al Valencia con sendos goles de Kanouté.
Curiosamente, en cuarenta de estos 45 encuentros en los que su papel fue heroico, los goles del malí le sirvieron al Sevilla para ganar, y en los otros cinco para no perder. Hagan cuentas…