Simon Kjaer
Simon Kjaer

Kjaer: “Nadie está satisfecho, ha sido un año raro”

"Quiero jugar siempre, ayudar al equipo, volver a la Champions, que es donde pertenece este equipo"

Por  12:22 h.

Aterrizó el verano pasado procedente del Fenerbahçe y se convirtió en el defensa más caro de la historia del Sevilla, en torno a 12 millones de euros. Pese a su contrastado cartel, las lesiones le han impedido rendir con regularidad durante su primera campaña en Nervión. El central danés, sin embargo, intenta hacer un balance positivo, fundamentalmente en lo colectivo, y, sobre todo, quiere mirar al futuro con optimismo, tal y como apunta en una entrevista concedida a los medios oficiales del Sevilla FC: “Vine aquí para jugar en la Champions y ése era el objetivo. Cuando el equipo vio que no era posible entrar en esta competición, fue importante conseguir entrar en Europa ya que para un equipo como el Sevilla es importante jugar ahí. Fue muy importante para nosotros clasificarnos para Europa y el año que viene lo daremos todo para volver a la Champions League”, apunta Simon Kjaer.

El zaguero, que jugará el Mundial con Dinamarca, explica que “si miras antes de que empiece esta temporada y dices que vas a estar en la final de Copa, en los cuartos de Champions y te vas a clasificar para la Europa League, pienso que todo el mundo aquí hubiera dicho que la temporada habría sido buena. Sin embargo, han ocurrido tantas cosas y ha habido algunos resultados muy malos, con malas actuaciones… Pero si miras cómo lo hemos hecho en las tres competiciones, la temporada ha sido OK. Pero creo que nadie está satisfecho, lo que significa que ha sido un año raro”, señaló.

Además, Kjaer indica que “estoy feliz de estar aquí en una ciudad fantástica y con una afición fantástica… He jugado los cuartos de Champions, pero por supuesto hubiera sido mejor sin lesiones. Además, no creo que haya mostrado todavía mi verdadero nivel, ya que para poder hacer eso necesito jugar con continuidad y haciéndolo, creceré… Quiero jugar siempre, ayudar al equipo, volver a la Champions, que es donde pertenece este equipo. También quiero continuar mejorando mi nivel. El día que piense que no puedo ser mejor futbolista, dejaré el fútbol, así que el próximo año seguiré mejorando. No tener lesiones sería una gran ayuda y voy a hacer lo que sea por mejorar y ayudar al equipo”.

En la misma línea, resume su primer año en Sevilla: “Para mí personalmente ha sido un año extraño. Con Berizzo había más rotación y jugué partidos importantes. Sabía que era importante para él y para el equipo y ésa es la razón por la que vine, para tener ese rol. Sin embargo, cuando te lesionas, es difícil ya que te alejas un poco del equipo y tienes que trabajar tú solo para volver. Después volví y jugué parte del mejor fútbol en mi carrera contra el Bayern y el Barça, contra el United fuera, pero me volví a lesionar. Así que el período entre una lesión y otra, cuando jugué el mejor fútbol de mi carrera, ha sido muy importante para mí, mi confianza y mi forma de volver… Me hubiera gustado tener una lesión menos. Puedes tener una lesión y estar fuera unos meses, pero tener dos lesiones que me han tenido fuera por tres meses, es mucho tiempo. Pierdes mucho ritmo. Físicamente he estado bien, porque siempre puedes trabajar en eso. Pero el ritmo es algo que necesitas en los partidos. Cuando entras en un período en el que te lesionas en el último tramo de la temporada en el que tienes muchos partidos importantes, es difícil para el entrenador que te dé dos o tres partidos para coger ese ritmo, porque cada vez que juegas tienes que ganar, así que él pone al equipo más fuerte”.

Para finalizar, Kjaer afirmó que la Champions “ha sido un camino fantástico para nosotros. Fue impresionante ganar al United a domicilio. Creíamos que no eran invencibles y si tenemos un buen día en el campo, somos el mejor equipo. Ellos pueden coger a dos jugadores y pagar el salario del Sevilla entero, pero eso es Inglaterra actualmente. Teníamos el sentimiento de que podíamos ir allí y ganarles. No teníamos ninguna duda y creíamos en la victoria al 100% y entonces cuando pasó fue una sensación fantástica. Desafortunadamente, no jugué el segundo partido en el Allianz Arena, pero fueron dos partidos en los que jugamos muy bien. En casa concedimos dos goles por dos rebotes de Navas y Escudero y tuvimos nuestras oportunidades. Pienso que la gente fuera del fútbol a veces está cansada de oír que se necesita un poco de suerte, pero es así. Si esos dos rebotes no van adentro y hubiéramos tenido un poco más de suerte en el primer partido contra el Bayern, podríamos habernos puesto fácilmente 2-0 y entonces hubiera sido diferente, ya que habría habido mucho más espacio y cuando marcaron su primer gol también lo aceptaron. Cuando perdimos aquí, fue muy difícil en el Allianz. El Bayern es un gran equipo, pero creo que tuvimos también nuestra oportunidad”, concluyó.

Redacción

Redacción