K.O. en el último asalto

Por  19:00 h.

Derrota del Sevilla FC esta noche en Getafe merced a un penalti encajado en el descuento, tras un choque de muchas alternativas de juego y marcador. Los sevillistas arrancaron muy mal pero se rehicieron gracias a un estelar Luis Fabiano, pero que sucumbieron en cuanto se les acabó la gasolina con la expulsión de Kanouté.

Getafe CF 4 Sevilla FC 3
4 – Getafe CF
Codina; Cortés, Cata Díaz, Rafa, Mané; Boateng, Celestini (Casquero, min. 57); Pedro León, Adrián (Parejo, min. 76), Gavilán (Manu, min. 73); y Miku.
3 – Sevilla FC
Palop; Stankevicius (Lolo, min. 65), Cala, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Zokora, Renato, Adriano (Romaric, min. 73); Luis Fabiano (Negredo, min. 82) y Kanouté.
Goles
1-0, min. 16, Adrián; 1-1, min. 33, Luis Fabiano; 1-2, min. 38, Kanouté; 2-2, min. 58, Pedro León; 2-3, min. 60, Luis Fabiano; 3-3, min. 75, Manu; 4-3, min. 93, Parejo.
Árbitro
Clos Gómez (C. Aragonés), amonestó Mané, Miku, Casquero y Cata Díaz, por el Getafe; y a Stankevicius y Palop, por el Sevilla. Expulsó por doble amarilla a Kanouté.
Incidencias
Unos 15.000 espectadores en el Coliseum Alfonso Pérez. Terreno de juego en buenas condiciones y temperatura agradable. Se guardó un minuto de silencio antes del partido en memoria de Juan Antonio Samaranch.

El encuentro arrancó como los últimos que el Sevilla ha disputado fuera de casa, con su rival acechando la meta de Palop. Hasta tres balones estrelló el equipo azulón en la primera mitad, gracias a un equipo sevillista que estaba roto en dos. Luis Fabiano perdonó al cuarto de hora. Adrián, en la siguiente jugada, no lo hizo. Pedro León lo dejaba solo ante Palop y el hijo del técnico azulón adelantaba a los locales.

Stankevicius y Fernando Navarro lo pasaban muy mal con las incursiones de Gavilán y Pedro León, y Zokora y Renato no se bastaban para frenar el mediocampo madrileño. La imagen de equipo pequeño del Sevilla era alarmante pero, cuando peor lo estaba pasando, llegó una buena jugada por banda de Adriano, que puso un balón en el área para que Luis Fabiano remachase al fondo de la red.

El gol animó a los sevillistas, que se quitaron los complejos de encima y fueron a por su rival. Tal es así que le dio la vuelta al encuentro en cinco minutos. Luis Fabiano se internaba por la derecha y ponía un balón al área que aprovechaba Kanouté, metiendo cuerpo y definiendo con calidad, para poner por delante a los de Nervión. Finalizaba la primera parte con el resultado a favor, algo increíble a tenor de lo visto en el campo, pero es lo que tiene jugar con hombres como Luis Fabiano y Kanouté.

Segunda parte en tromba hasta que pudieron las fuerzas

En la reanudación, el Sevilla salió al ataque, con dos disparos de Jesús Navas y Adriano que hicieron trabajar a Codina. Los de Antonio Álvarez salieron en tromba, y Luis Fabiano pudo ampliar distancias en una falta que se estrelló en el larguero. Un abismo entre el equipo que deambuló en la primera parte y el que arrancó en la reanudación.

Sin embargo, cambiando el guión de esa primera mitad, cuando mejor jugaba el Sevilla, Pedro León igualaba la contienda en un disparo que pasó bajo el cuerpo de Palop. Fallo del valenciano, que lleva varios partidos ya en los que no está al nivel acostumbrado. Pero si Luis Fabiano juega en tu equipo, todo es solucionable. El brasileño se inventaba un auténtico golazo, dejando sentados a dos defensas, para volver a adelantar a los de Nervión. Gol de pañuelos blancos del paulista.
El partido estaba loco, de auténtico disfrute para el espectador. Palop enmendaba su error con un paradón en la escuadra. El Getafe volvía a meter por empuje al Sevilla en su área. Y el empate se veía venir por el bajón físico de los sevillistas. Este llegaría con un tanto del recién incorporado Manu con una buena jugada de triangulación azulona. Quedaba un cuarto de hora y el partido podía decantarse de cualquier parte.

Clos Gómez mostraba un rasero muy diferente a la hora de señalar faltas, con un arbitraje eminentemente casero. Luis Fabiano pedía el cambio por unas molestias en el abductor y era sustituido por Negredo. Encima, el ya comentado rasero del árbitro, se cobraba la expulsión de Kanouté por doble amarilla, por una falta tibia del malí. Ya sólo restaba guardar la ropa y sacar el punto que reflejaba el marcador. Pero Negredo cometía un tremendo error, uno más, y propiciaba un ataque del Getafe que acabó en penalti claro de Lolo a Parejo. Tras dos lanzamientos, el propio Parejo daba la victoria a los getafenses. Los tres puntos se quedaban en Madrid y con un daño moral que habrá que superar ante el Atlético.