La Copa de Kanouté

Por  18:26 h.

ImageDecir que el acierto anotador de Frédéric Kanouté ha sido fundamental en la temporada del Sevilla sería una verdad de Perogrullo, pero también una injusticia con el nivel mostrado por toda la plantilla. Sin embargo, analizando los números del malí en Copa del Rey sus goles han sido, más que el resultado del buen juego de su equipo, decisivos para que el Sevilla avanzara en la competición del K.O.

Así, salvando el emparejamiento en dieciseisavos de final ante la Gimnástica Segoviana en el que apenas hubo temor a la sorpresa ante un equipo de Tercera división, en los siguientes emparejamientos el atacante venido del Tottenham Hotspur jugó un papel fundamental para que su equipo esté hoy por hoy a tiro de piedra de una final de Copa del Rey 45 años después de la última.

Los números hablan por sí solos. En octavos de final, ante el Rayo, el actual pichichi liguero tuvo que salir desde el banquillo para resolver un encuentro que se le había complicado al Sevilla (0-0 en Vallecas y 1-1 al descanso en la vuelta). Su salida se tradujo en gol al poco de entrar, y los minutos que estuvo en el campo fue un incordio constante para los defensores rivales.

En cuartos, ante el eterno rival, un gol suyo desequilibró la balanza en la eliminatoria justo antes de que se produjeran los tristes acontecimientos por los que aún paga la entidad verdiblanca. En la reanudación del encuentro el delantero fue reservado, y el marcador ya no volvió a moverse, siendo suficiente el tanteo global para proporcionar al Sevilla jugar las semifinales de Copa del Rey donde, en la ida disputada ayer, Kanouté volvió a abrir la lata y de esa forma encarrilar la eliminatoria. No es sólo su acierto goleador lo que hace a este jugador prácticamente insustituible, lo es también lo importantes que son esos tantos.

{moscomment}

Redacción

Redacción