Sergio Rico y David Soria en un entrenamiento con el Sevilla. Foto: Jesús Spínola
Sergio Rico y David Soria en un entrenamiento con el Sevilla. Foto: Jesús Spínola

La incógnita de la portería en el Sevilla

Aún queda por ver si la suplencia de Sergio Rico se trata de una llamada de atención o bien un golpe sobre la mesa, apostando hasta final de temporada por David Soria

Por  18:48 h.

Desde que llegara en Navidad, Vincenzo Montella tomó la decisión de asentar un once definitivo para que el Sevilla hiciera frente en sus respectivos compromisos -la Copa del Rey y la Liga, por aquel entonces-. En su debut en el Ramón de Carranza dante el Cádiz en la ida de octavos de final de la Copa, el técnico italiano ya se decantó por Sergio Rico para cubrir la portería sevillista en aquel encuentro, dando por zanjado un período de revoluciones en el once -guardameta inclusive- propiciado por el anterior técnico, Eduardo Berizzo. Sin embargo, las dudas se asentaron sobre el de Montequinto, pasándole factura diversas actuaciones que costaron algún que otro susto al equipo, véase el empate ante el Leganés en la ida de semifinales de la Copa, o el empate del Getafe en Nervión en el último minuto. Fueron ocasiones como las citadas por las que la afición pedía una mayor intensidad a Rico en la salida de balón, una mayor atención en jugadas de ese tipo, más aún teniendo en cuenta la altura del guardameta. El encuentro ante el Manchester United en Old Trafford pareció disipar las dudas con respecto a la titularidad del canterano, quien fue uno de los artífices del pase histórico del Sevilla a cuartos de final. Sin embargo, las miradas volverían a dirigirse hacia él tras la derrota frente al Leganés en Butarque y el empate ante el Barça, en las dos últimas jornadas de la Liga.

En un partido clave como el del martes pasado, en los cuartos de final de la Champions ante el Bayern de Múnich, Montella dio la sorpresa al sentar a Rico y otorgar la titularidad a un David Soria que debutaba en la máxima competición continental, y que en la presente temporada disputó hasta la fecha 9 encuentros (siete de Liga, y la ronda de dieciseisavos de la Copa ante el Cartagena), todos ellos con Berizzo como técnico, con siete goles en contra y cinco partidos con la portería a cero. En palabras de Montella, el debut del guardameta madrileño fue justo “porque está trabajando bien desde hace tiempo. Se lo merece, estoy tranquilo”, reafirmándose en que el ex del Real Madrid “tiene la mente limpia“. La titularidad de Soria tal vez pueda servir para revertir la situación vivida por el guardameta hasta entonces, quien durante el pasado mercado de fichajes de invierno pensaba en abandonar el club (se habló del Deportivo de La Coruña) en busca de la continuidad de la que en Nervión no disponía. Sin embargo, vuelven a quedar así varios frentes abiertos: la titularidad en la portería del Sevilla en lo que resta de temporada, la continuidad de Soria con Montella, la vuelta de Sergio Rico al once, una posible salida en verano por parte de alguno -o ambos- de los dos porteros… Algunas de estas incógnitas podrían disiparse en el encuentro de este sábado de Liga ante el Celta de Vigo, habiendo confirmado ya el italiano, en la rueda de prensa previa al partido, la titularidad de David Soria ante los gallegos.

Por tanto, la hipótesis de que la suplencia de Sergio Rico ante el Bayern se tratara de un simple tirón de oreja, para después devolverle la titularidad, pierde relevancia, al contar Montella con el guardameta madrileño por segunda vez consecutiva. Se piensa entonces en un claro golpe sobre la mesa del entrenador, quien ya comentaba en la mañana de este viernes que “claro que Sergio Rico no está contento, pero yo lo siento y tengo que elegir siempre al mejor para el equipo”, pasando así a depositar su plena confianza en Soria para cubrir la meta sevillista, momentáneamente, pues también alegaba el italiano que “nunca es definitivo”. Por tanto, a pesar de la titularidad en Vigo del que hasta entonces era el guardameta suplente en Nervión, vuelve a asentarse la incógnita en la portería del Sevilla, con el aliciente de encontrarse el equipo a pocas semanas de disputar la final de la Copa del Rey, además de jugarse el puesto en Europa la temporada que viene. Con el paso de los partidos, el futuro de ambos porteros podría quedar decantado, siendo el técnico nervionense el único que pueda tener una breve idea acerca de ello. En las manos del italiano está; o mejor dicho, en las de los guardametas, quienes deben convencer a Montella de su titularidad, a estas alturas de curso.

Álvaro Galván

Álvaro Galván