El consejo de administración, en la junta de accionistas del Sevilla (Foto: J. Spínola)
El consejo de administración, en la junta de accionistas del Sevilla (Foto: J. Spínola)

La junta del Sevilla: números de oro en una jornada para la historia

Estableció un presupuesto superior a los 135,5 millones para la actual temporada; el ejercicio de la anterior arrojó un superávit de 15,6

Por  4:16 h.

En un mar de máxima tranquilidad con la copa de la Liga Europa en lo más alto del estrado del salón en el que ayer se celebró la Junta General Ordinaria de Accionistas del Sevilla y con la alegría deportiva de manera casi constante en una temporada en la que el equipo nervionense parece obsesionado en disfrutar, ayer, con el 64,92 por ciento del capital presentado, se vivió entre los accionistas una tarde-noche de sosiego y orgullo por los datos presentados. Se preveía una junta sumamente tranquila, pero lo pensado se multiplicó con creces. Desde que el presidente, José Castro, apenas unos minutos antes de las 17.00, hiciera un análisis pormenorizado del último ejercicio y hasta la parte en la que se presentaron los ruegos y preguntas, a las 22.15, lo que se percibió en el hotel Lebreros fue el reposo y la quietud con los números desvelados por el consejero Juan Luis Villanueva. En primer lugar, se especificó con insistencia la mejora económica con respecto a los últimos ejercicios y se estableció un presupuesto para la actual campaña superior a los 135,5 millones, una cantidad que en el club aspiran a triplicar en unos cinco años. Previamente, las cuentas presentadas fueron aprobadas por un 99,7 por ciento de votos a favor, un 0,2 en contra y un 0,1 de abstenciones de más del 99 por ciento del capital representado, un baremo que sin duda demuestra el gran momento de la entidad de Nervión en todos los sentidos.

El ejercicio de la anterior campaña arrojó un superávit de 15,5 millones de euros después de impuestos, más de nueve millones superior a la 2014-15, que fue de 6,5. El superávit es, por lo tanto, de 15,5 millones de euros, el resultante de unos ingresos de 168,5 millones y unos gastos después de impuestos de 152,9 millones. El club de Nervión vive un momento realmente histórico y ayer se dieron varias muestras de carácter económico. En este sentido, es conveniente resaltar que pese a aumentar el gasto con respecto a la temporada 2014-15 en casi 32,4 millones de euros (de 120,43 a 152,9) se haya cuadrado de forma positiva el ejercicio gracias a un aumento de los ingresos en más de 40 millones, de 126,9 a 168,5. De esos ingresos, explicó Villanueva, 42,5 corresponden a beneficios por traspasos. También destaca la sobresaliente mejora en el apartado de ingresos ordinarios, que han pasado de los 85,47 millones de la 2014-15 a los 116,7 de la 2015-16, más de 30 millones.

Sobre este aspecto, el consejero del área económica resaltó que crecen los cuatro componentes de la cifra de negocios: competiciones, 43,816; abonados, 12,2; televisión, 48,3, y márketing, 12,46. Especialmente importante, recalcó, es el aumento de los ingresos por competiciones, que han pasado de 26,069 a 43,816, siendo el 40% del total de los ingresos ordinarios, cuando en 2013 eran apenas el cinco por ciento. Villanueva hizo un inciso a la hora de recalcar algunas acciones. «El club ha mejorado significativamente el fondo de maniobra y la tesorería del Sevilla es muy importante, con 31,5 millones. Los resultados financieros son positivos, no tenemos deuda financiera y tenemos una situación financiera holgada. Desde el punto de vista patrimonial, el capital social se ha mantenido en 6,2 millones de euros y la reserva ha ido creciendo por los beneficios que se han ido acumulando. Los fondos propios se han doblado en tres años. Y esos fondos propios sobre ese capital de seis millones suponen 8,5 veces más», indicó Villanueva, señalando además, y sin querer meterse en la parcela deportiva, que se preveía al menos hacer dos refuerzos en el mercado de invierno.

Igualmente, expuso los gastos que ha habido en la actual plantilla durante el pasado verano. «Ha habido siete fichajes por algo más de 54 millones de euros (Vázquez, Correa, Ganso, Ben Yedder, Kiyotake, Mercado y Sarabia), las cesiones (Vietto, Kranevitter, Nasri y Sirigu) han supuesto cinco millones de euros. Y el pago de los agentes ha sido de 6,4 millones. Entiendo que nos merecemos la etiqueta de club inversor. Hemos invertido 71,6 millones si contamos también los 5,5 que se han ingresado en reforzar al Sevilla Atlético», finalizó en una jornada que queda marcada para la historia no sólo por los datos presentados, sino por la firme intención de la entidad de seguir creciendo y optando a mejorar unos números realmente extraordinarios si lo comparamos con hace unos años, sobre todo, con una fase en la que el Sevilla estuvo luchando por sobrevivir, en aquel año 2000 en el que el entonces club presidido por Roberto Alés se debatía entre la vida y la muerte en la categoría de plata del fútbol español.