La maldición del lateral izquierdo

Por  20:26 h.

Sevilla FC: Crespo, en el partido de anoche ante el MadridDesde la planificación de la presente temporada, el Sevilla FC se ha encontrado con todas las desgracias posibles en cuanto a la disponibilidad de jugadores en el lateral izquierdo, posición custodiada de manera incuestionable por el mallorquín David Castedo durante siete temporadas hasta la presente. Por el costado zurdo de la zaga nervionense han pasado en lo que va de campaña hasta cinco jugadores, pero la desgracia de uno, el infortunio de otros o la escasa idoneidad de los otros para desempeñarse en ese puesto han traído de cabeza primero a Juande y ahora a Jiménez a la hora de colocar en ese puesto a alguien de garantías.

Dragutinovic. El internacional serbio, fichado como lateral zurdo del Standard de Lieja hace dos temporadas, se ha destapado como un central de absoluta confianza cuando las bajas lo han requerido, sobre todo en las actuales circunstancias en las que tanto Javi Navarro como Julián Escudé están fuera de combate por lesión. Además, se da la curiosa circunstancia –seguramente no decisiva—de que cada vez que ‘Drago’ juega de central el equipo gana.

Adriano. Juande ya lo probó en esa posición en la vuelta de semifinales de UEFA frente a Osasuna, buscando su potencia y velocidad para sorprender por la banda desde posiciones más retrasadas y tener así otro Alves por la izquierda. Sin embargo, sus problemas musculares le han impedido tener continuidad en el presente curso liguero, y en las ocasiones en que ha jugado de lateral ha mostrado las mismas carencias que su compatriota de Bahía: su tendencia a atacar en ocasiones le hace olvidar que luego tiene que defender.

Duda. La opción menos utilizada de todas, y el recurso al que echó mano Juande tras haber experimentado con el portugués en dicha demarcación. El jugador luso sólo participó como lateral en pretemporada ante el Vitoria de Setúbal y no lo hizo del todo mal, fruto del gran estado de forma en que se encontraba en el mes de agosto. Actualmente apenas cuenta para la alineación titular, y en todo caso como interior.

Crespo. Rescatado para el primer equipo de la mano de Manolo Jiménez, su técnico en el filial, había sido titular desde que el técnico arahalense se hizo cargo del equipo. Por desgracia, el brutal codazo de Diarra de anoche –resuelto sin castigo alguno por el árbitro catalán de ayer, que diría Bernd Schuster—le mantendrá alejado algunas semanas como mínimo.

A estos nombres hay que unir el del tristemente desaparecido Antonio Puerta, predestinado a ser el nuevo dueño de esa posición, y el de otro canterano, Manuel Redondo, quien al día siguiente de saberse que haría la pretemporada con el primer equipo se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Auténtico infortunio –más en unos casos que otros, por supuesto—el del lateral zurdo desde que David abandonó el equipo, y al que tendrá que encontrarle solución otro lateral izquierdo como lo fue Manolo Jiménez.

Redacción

Redacción