Rakitic posa con la Copa de la UEFA en el aeropuerto

La polémica despedida de Rakitic

Un sector del sevillismo no quiere que sea en el Sánchez-Pizjuán

Por  12:21 h.

La polémica está servida. Rakitic ya es historia del Sevilla FC. El jugador croata se marcha al Barcelona en una operación en la que los de Nervión se embolsan una cantidad en torno a los 20 millones, más la cesión de Denis Suárez por dos temporadas. La operación, sin duda, es positiva para el club, ya que Rakitic terminaba contrato el 30 de junio del año que viene y desde enero podía firmar con cualquier otro equipo. Además, desde hace tiempo, había decidido por recomendación de su hermano, Dejan, no renovar. Y precisamente aquí es donde radica la polémica. Y es que hay un gran sector del sevillismo que no le perdona que le dijera al club que iba a renovar, así como que dijera públicamente que en ningún lugar iba a estar mejor que en el Sevilla, para luego tomar la decisión de marcharse. La afición, o parte de ella, cree que Rakitic no actuó bien, de modo que no quieren verle despidiéndose en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

 

Pero desde dentro del club los mensajes han sido otros. Tanto Monchi como Emery le han agradecido a Rakitic su calidad y también su compromiso. A través de la web oficial ya se informó de que el croata quería despedirse del sevillismo y, aunque había reticencias de algunas personas del Sevilla, finalmente el adiós sí se producirá una vez quede eliminado del Mundial. Esto ha hecho que algunos sevillistas se hayan molestado, ya que lo consideran un traidor, aunque muchos otros ven adecuado que el club le ceda sus instalaciones a Rakitic después de lo que le ha aportado deportivamente y económicamente (20 milllones al Sevilla).

Redacción

Redacción