Alberto Moreno, lateral izquierdo del Sevilla.
Alberto Moreno, lateral izquierdo del Sevilla.

La venta de Alberto Moreno, al caer

La cantidad total podría rondar los 22 millones

Por  3:12 h.

Tal y como ha trascendido en las últimas horas, el Sevilla está a punto de concretar su segunda gran operación de cara al curso que viene. Tras la renovación de Unai Emery, el siguiente paso será, salvo imprevistos sorpresivos, la venta de Alberto Moreno al Liverpool por unos 22 millones de euros de fijo y unas atractivas cantidades según objetivos que alcance el equipo inglés. A estas horas las posturas está bastante cercanas, toda vez que en el club nervionense ven con buenos ojos la primera oferta realiazada por el Liverpool: 20 millones y la cesión del extremo zurdo Suso. El Sevilla, no obstante, le ha pedido al Liverpool que incremente su oferta económica y no incluya jugadores en la operación. A última hora de ayer no había novedad en este sentido, si bien en el seno del club hispalense están convencidos de que la operación se hará y con celeridad, como muy tarde a principios de la semana que viene.

MBia y Marin

Otros nombres propios que acaparan la actualidad sevillista son Mbia y Marko Marin. Los dos tienen muy pocas opciones de seguir. El Sevilla le ha dicho al camerunés que sólo aceptaría una segunda cesión, por motivos económicos. La opción de compra pactada en su momento con el Queens Park Rangers es de cuatro millones, cantidad que no entra en los planes del conjunto nervionense. En el caso de Marin, aunque el Sevilla consiguiera un nuevo préstamo por parte del Chelsea (en Londres no descartan que Abramovich lo incluya en alguna operación para abaratar el fichaje), la carga fiscal que tendría que soportar en ese segundo año el club, debido a la alta ficha del alemán, cierra todas las puertas. A eso se le une el bajísimo rendimiento del futbolista, con un talento indudable pero una facilidad pasmosa para exhibirlo con cuentagotas en el terreno de juego, como ha podido comprobar el Sevilla en la temporada recién terminada.