Los jugadores del Liverpool Alex Oxlade-Chamberlain y Jordan Henderson, tras la derrota contra el Manchester City (Foto: AFP)
Los jugadores del Liverpool Alex Oxlade-Chamberlain y Jordan Henderson, tras la derrota contra el Manchester City (Foto: AFP)

El Liverpool acaba goleado ante el Manchester City (5-0)

El rival del Sevilla en la Liga de Campeones jugó con uno menos toda la segunda parte por expulsión de Mané

Por  16:03 h.

Pésima jornada para el primer rival del Sevilla FC en la fase de grupos de la Liga de Campeones. El Liverpool ha perdido de manera contundente en su compromiso de la cuarta jornada de la Premier League ante el Manchester City (5-0) de Pep Guardiola. En el Liverpool, todavía sin Coutinho, Klopp salió con su 4-3-3 habitual, con Klavan en lugar de Lovren en el eje de la zaga y el tridente Salah, Mané y Firmino arriba.

Veinticinco minutos resistieron los ‘Reds’ en el Etihad, cuando, en un desajuste defensivo de Klavan, De Bruyne encontró al ‘Kun’ Agüero y éste sorteó a Mignolet en la salida para encarrilar el partido para los suyos. La respuesta del Liverpool no se hizo esperar, y apenas tres minutos después el alemán Can pudo subir las tablas al marcador, pero su remate se marchó desviado.

El punto de inflexión del choque llegó a falta de cinco minutos para el entretiempo, cuando el árbitro expulsó a Mané por levantar en exceso la pierna al ir a por un balón dividido y golpear con los tacos en la cara a Ederson, quien tuvo que ser retirado en camilla y fue sustituido por Claudio Bravo. Con un futbolista más el City se gustó, y en el minuto 45+6 -el árbitro dio casi 10 minutos de tiempo de prolongación por la lesión de Ederson- Gabriel Jesús, que apenas unos instantes antes vio como se le anulaba un gol de cabeza, sentenció el encuentro: esta vez, y tras un centro de De Bruyne, cabeceó a gol el 2-0.

Movió fichas en el descanso Klopp y dio entrada a su último fichaje, Oxlade-Chamberlain, llegado del Arsenal el último día de mercado, por Salah. Pero ni con el internacional inglés sobre el campo consiguió el Liverpool frenar la sangría. A los ocho minutos de la reanudación, en un contragolpe, Gabriel Jesús vio portería de nuevo al empujar a la red un pase de Agüero tras un balón entre líneas de De Bruyne.

Ahí Guardiola dio descanso al ’33’, al que sustituyó Leroy Sané, autor del cuarto y el quinto gol de su equipo. El internacional alemán completó la goleada, primero en el 77, al empujar a la red un gran centro de Mendy desde la izquierda, y después en el 90+1 con un disparo magnífico desde la frontal que se coló por la escuela derecha de la portería de Mignolet.

 

Redacción

Redacción