Jesús Navas centra en Anfield, en el Liverpool-Sevilla (Foto: Reuters).
Jesús Navas centra en Anfield, en el Liverpool-Sevilla (Foto: Reuters).

Liverpool-Sevilla: un buen primer paso, que pudo ser magnífico

Tras un primer tiempo deficiente, en el que pudo salir goleado, el Sevilla no le perdió la cara el encuentro y empató, pudiendo ganar en el descuento

Por  9:25 h.

Un buen comienzo siempre es importante en Europa. Y si es en un campo difícil como Anfield, y ante un duro rival como el Liverpool, más aún. Y es que fue un partido apasionante, con alternativas con muchas lecturas para el Sevilla de Berizzo. Tras una primera parte ciertamente deficiente, en la que pudo salir goleado, el conjunto sevillista fue rehaciéndose, creyendo en sus posibilidades y, finalmente, pudo hasta ganar el partido. Muriel tuvo en sus botas el 2-3 en el 93, pero su disparo se marchó fuera. El punto es muy bueno. Como la temporada pasada en Turín, en la salida más complicada para los de Berizzo, estos suman un punto, que toca hacer bueno en casa en los próximos envites. Eso sí, la lectura debe ser completa y el Sevilla también se vio ayudado por la diosa fortuna y por un Sergio Rico que tuvo un par de intervenciones de mucho mérito. La batalla del centro del campo la empezó a igualar con la entrada de Sarabia y la defensa sufrió muchos minutos por la movilidad de Salah y el enorme trabajo de Firmino. Por fortuna, Muriel, en el primer balón que tocó, dio origen al empate de Correa que sabe bien en el mítico Anfield, y que, como reza el titular de esta crónica, pudo ser magnífico.
El Sevilla debía estar muy centrado en el arranque de partido, sabedor de que el Liverpool, y más aún tras el varapalo sufrido en la Premier League (5-0 ante el Manchester City), iba a salir con una gran intensidad desde el minuto uno. Emre Can hizo el primer intento, pero llegó blandita a Rico. El guión del duelo pareció torcerse de manera idílica para el once de Berizzo cuando a los cuatro minutos Ben Yedder aprovechaba un centro de Escudero y un error de Lovren en el despeje para empujar el 0-1 a puerta vacía. Pero el Liverpool, lejos de arrugarse, no perdió la fe en la remontada, más aún ante un rival que parecía no creerse que fuera por delante tan pronto. Poco a poco el conjunto de Klopp se lo fue creyendo y, tras un primer aviso de Wijnaldum y un paradón de Rico abajo a disparo de Mané, acabó encontrando el premio a su buen hacer. Henderson combina con Alberto Moreno en el área, Jesús Navas no sigue la marca y el sevillano pone un centro desde la línea de fondo que la toca al fondo de la red Firmino.

El Sevilla despareció entonces del campo hasta el pitido final del primer acto. En una contra del Liverpool, Emre Can se queda solo ante Sergio Rico, pero su disparo se marchó cerca del palo. Mercado sufría con Mané y Firmino, al igual que Pareja con el brasileño y Escudero con Salah, lo peor se hacía presagiar para los de Berizzo, y llegó. Salah le robaba un balón a Nzonzi en posible falta, y su disparo tocaba en Kjaer, desviando la trayectoria con Sergio Rico ya cayendo hacia el lado donde iba el balón del egipcio. El conjunto sevillista estaba pidiendo a gritos un zarandeo en el vestuario para que despertase. Y dentro de lo que cabe se marchó con buenas noticias, ya que Pareja cometió un penalti (fueron dos en la misma jugada) pero Firmino la envió al poste, y Sergio Rico se lucía con un paradón a disparo de Alberto Moreno.

La segunda mitad no empezó mejor para un Sevilla timorato, que apenas ganaba balones divididos. El árbitro, de dirección casera, expulsaba a Berizzo al desplazar un balón con la mano, y alentado por el técnico rival Jürgen Klopp. Wijnaldum puso en aprietos a Rico, que sólo pudo enviar a saque de esquina su disparo. Muriel entraba en el campo por un gris Ben Yedder para intentar buscar algo más de presencia en ataque. Y en la primera acción ofensiva del colombiano llegó el empate. Muriel arranca en la frontal su balón se quedaba suelto para Correa que, dentro del área, superaba a Karius en su disparo. El Sevilla tomaba aire y empezaba a creer de nuevo en sí mismo, y Klopp intentaba darle un punto a más a los suyos con la entrada de Coutinho. Berizzo gastó su última bala dando entrada a Corchia por Jesús Navas. Muriel tuvo el 2-3 en un mano a mano con Karius que se fue fuera. Hubiera sido el éxtasis final. Ahora toca hacerlo bueno en casa.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
RT @Orgullo_Nervion: LISTA DE CONVOCADOS - Correa y Mercado vuelven ante el Liverpool, se cae de la lista Kjaer https://t.co/2SMvtz3sHV #S - 1 hora ago