Los jugadores sevillistas celebran el 2-2 de Correa con la afición del Sevilla en Anfield (Foto: AFP).
Los jugadores sevillistas celebran el 2-2 de Correa con la afición del Sevilla en Anfield (Foto: AFP).

Liverpool-Sevilla FC (2-2): la ventaja de no bajar nunca los brazos

Ben Yedder y Correa fueron los goleadores; los locales fallaron un penalti

Por  22:46 h.
Liverpool
2
Sevilla
2
Karius, Gomez, Lovren, Matip, Moreno, Wijnaldum, Can (Coutinho, m, 75), Henderson, Salah (Chamberlain, m. 87), Mane, Firmino
Sergio Rico; Mercado, Pareja, Kjaer, Escudero; Pizarro (Sarabia, m. 45), Nzonzi, Banega; Jesús Navas (Corchia, m. 82), Correa y Ben Yedder (Muriel, m. 68)
0-1, m. 5: Ben Yedder. 1-1, m. 21: Firmino. 2-1, m. 36: Salah. 2-2, m. 71: Correa
Danny Makkelie (Holandés). Amonestó a Mercado, Alberto Moreno, Banega. Expulsó a Gomez por doble amarilla en el minuto 93.

Pudo ser bastante peor durante casi todo el encuentro y mejor en el último momento, pero lo cierto es que el Sevilla FC se tiene que marchar contento de Anfield. Fue bastante inferior al Liverpool a pesar de ponerse por delante, pero supo aguantar y aprovechar su ocasión en la segunda mitad para poner un 2-2 que parecía oro tras ver lo que había ocurrido con anterioridad. Porque lo cierto es que, a pesar de empezar perdiendo muy pronto, los locales mostraron tener una marcha más en casi todo el encuentro. Eso le sirvió para darle la vuelta al marcador y para, incluso, tener el 3-1 gracias a un penalti, pero Firminó falló. Eso le dio aire a un Sevilla FC que sí estuvo bastante más serio en la segunda mitad. Aguantó los últimos arreones del Liverpool, paró el encuentro e hizo el 2-2. Incluso tuvo el 2-3 en el último momento, pero Muriel no acertó. Buen resultado teniendo en cuenta el rival y el escenario.

La primera parte del Sevilla FC no fue nada buena. De hecho, se tuvo que dar hasta por satisfecho por el resultado con el que se fue al descanso. Y eso que comenzó ganando muy pronto, lo cual es más negativo todavía. El Liverpool salió mucho más enchufado, con una marcha más, pero los de Nervión estuvieron más listo. A los cinco minutos se adelantaron gracias a un error defensivo de los ingleses que aprovecharon Sergio Escudero y Ben Yedder. El lateral sirvió desde la izquierda y el delantero no perdonó dentro del área pequeña. Todo se le ponía de cara al Sevilla FC, pero fue un espejismo. La dinámica continuó igual que antes del tanto, es decir con el Liverpool llevando la manija y acercándose con peligro al área de Sergio Rico. Así, las ocasiones de los locales se fueron sucediendo, hasta que en el minuto 21 Firmino no perdonó. El atacante llevó al fondo de la red un pase de Alberto Moreno, quien había realizado una gran jugada por la banda izquierda. No quedó ahí la cosa. El Liverpool pidió más y más ante un Sevilla FC totalmente perdido, sobre todo porque el centro del campo no existió. Banega apenas tocó el balón, mientras que Pizarro y Nzonzi no hicieron bien las tareas de destrucción. De este modo, la impresión era que los locales iban a hacer el segundo, como así ocurrió en el minuto 36. Eso sí, llegó rodeado de polémica. Salah le robó el balón a Nzonzi con falta, la cual no señaló el colegiado, disparando justo después y encontrándose con la colaboración de Kjaer, quien desvió el tiro y despistó a Sergio Rico. El 2-1 ya estaba en el marcador, pero pudo ser peor. Y es que el Liverpool, tras un error de Pareja, disfrutó de un penalti en la recta final, aunque Firmino lo estrelló en el palo.

Tras el descanso, la dinámica fue la misma. Dominio del Liverpool e intentos del Sevilla por bajar el ritmo del encuentro. La velocidad de los ingleses siguió siendo la misma, pero es cierto que los de Nervión lograron tener posesiones más largas. Aun así, el peligro siguió teniendo color local. Sin claridad, pero tanto Firmino, como Salah y Mané tuvieron disparos desde la frontal del área. Tocó entonces mover los banquillos, y la apuesta le salió bien a Eduardo Berizzo. El Sevilla FC había logrado parar un poco las acometidas del Liverpool, pero seguía perdiendo y necesitaba buscar la portería rival. Y lo hizo nada más entrar Luis Muriel. El colombiano sustituyó a Ben Yedder en el minuto 68 y tres después comenzó una jugada que acabó con el tanto de Correa. El 2-2 se convertía en un buen resultado después de lo que se había visto hasta entonces sobre el terreno de juego, pero todavía quedaban veinte minutos por delante. Fue el turno para Klopp, quien también movió el banquillo, pero para entonces la marcha de más del Liverpool ya había desaparecido y la igualdad se había convertido en la nota predominante. Los de Berizzo, que fue expulsado, consiguieron dormir el duelo, por lo que el marcador no se movió más (Muriel la última en el último minuto) y el Sevilla fue capaz de sumar un punto en un partido en el que casi siempre pareció tener las de perder.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @Orgullo_Nervion: El Sevilla FC nunca ha ganado como visitante a Simeone https://t.co/ctHuLVk04S en @Orgullo_Nervion - 21 mins ago