“Me da igual llegar a Champions, mi voluntad es quedarme”

Por  13:07 h.

El delantero Luis Fabiano Clemente era el jugador del Sevilla FC que pasaba este mediodía por sala de prensa y salía al paso de los rumores sobre su posible marcha, como titulaba un diario madrileño señalando a un presunto interés del Real Madrid en el jugador. Luis Fabiano negaba tal posibilidad asegurando que “en los periódicos salen muchísimas cosas que no son verdad. Si ha salido no lo sé, mi representante no me dijo nada, así que no creo que haya nada”. Por otro lado, no vinculó su continudad en el club a la clasificación en puestos Champions a final de temporada, ya que aseguró que “a mí me da igual si llegamos a Champions, lo importante es la voluntad que tengo de jugar en el Sevilla, quedarme en el Sevilla. No está fácil ahora, está difícil, aún no hemos hablado, pero tenemos dos meses para intentar hacer algo”.

Estas declaraciones se producen con el agente del jugador, José Fuentes, en la ciudad hispalense negociando con el Real Betis la continuidad de otro brasileño, Edu, pero expresaba su desconocimiento si se producirá algún contacto en estos días: “No sé de verdad si el Sevilla quiere hablar, si lo harán o no. De momento sólo habla de Edu del Betis, y después no sé si hablarán o no. Por ahora nadie habló con nosotros, tengo una temporada más de contrato y ahora pienso en terminarla bien, nada más”, señalando un ambicioso objetivo: “Quiero intentar ser pichichi, voy a lucharlo, e intentar estar en Champions”.

Por otro lado, habló del enfado que protagonizó con el técnico, Manolo Jiménez, en el momento en que fue sustituido en el partido contra el Fenerbahçe, algo que precedió al segundo tanto turco: “El enfado fue por el momento, creía que no estaba jugando mal, nadie quería salir, pero el entrenador es quien manda. Era un partido importante, quería ayudar, hacer goles, pero ya pasó. No es el momento de hablar, es mejor dejar pasar el tiempo y después hablamos con tranquilidad”. Al brasileño se le insistía en este sentido, ya que estaba visiblemente molesto, pero capeó bien el temporal de preguntas sobre este caso: “Lo dejamos pasar, no es momento de hablar, sino de trabajar e intentar terminar la temporada bien, salvarla con un puesto Champions. No tenemos nada de que hablar. Pensaba que podría hacer un gol, de verdad que tenía muchas ganas de hacerlo, esperaba una oportunidad, pero ya pasó. Ya no estamos en Champions, es una pena, pero hay que luchar hasta el final en Liga", concluyó.

Redacción

Redacción