Antonio Luna, en las instalaciones del Eibar
Antonio Luna, en las instalaciones del Eibar

Luna: «Hasta mi tío Pedro querrá que perdamos»

El exjugador sevillista analiza el buen momento del Eibar y reconoce lo especial que será para él visitar por primera vez el Sánchez-Pizjuán

Por  3:55 h.

Tres victorias seguidas, ocho goles en los dos últimos encuentros y a un punto de Europa definen lo que es el Eibar hoy en día. «Somos un equipo muy pesado, ¿eh? Competimos todos. Si pierdes el balón no hace falta ni mirar al compañero porque los dos sabemos que vamos juntos a la presión. Es una forma de entendernos. No todo el mundo lo hace así. Yo, de verdad, le digo que en mi vida había visto un entrenador como el nuestro, Mendilibar. Es muy intenso, muy pesado y súper exigente;  no nos deja respirar ni un día. Es una de las claves. Y al final siempre terminamos queriendo más y más».

-¿Hasta ganar el sábado en el Sánchez-Pizjuán?

-¡Ojalá! Sería increíble. Pero claro que sabemos que va a ser muy complicado. Ayer ya lo hablábamos tras el partido ante el Granada. El Sevilla es un equipazo.

-¿Le ha sorprendido Sampaoli?

-Pues no. No es por apuntarme el tanto, pero le puede preguntar a mi gente lo que yo les decía en verano. Suponía que iba a necesitar algo de tiempo. Pero ni eso. Es un grande y ha hecho un Sevilla impresionante. También es verdad que con los futbolistas que tiene en la plantilla es muy difícil que le salga mal la idea que juego que tiene.

-¿Qué jugador destacaría?

-¡Vitolo! Es el plus de este Sevilla. Claro que hay calidad en todas las demarcaciones, pero para mí, sinceramente, si al Sevilla le podía faltar algo para ser uno de los grandes de Europa, ése era Vitolo. El Sevilla siempre juega bien, casi siempre gana, pero con Vitolo es un Sevilla y sin él, otro. Yo lo considero uno de los mejores jugadores de nuestra liga. Quite al Barcelona y al Madrid, estos dos equipos que tienen lo que quieren, y dígame algún futbolista mejor que Vitolo… [se queda pensando] …yo lo pongo entre los tres mejores sin dudarlo. Ya no es lo que te da en el ataque y su capacidad para desbordar, sino lo que te ofrece en la presión, en el esfuerzo solidario con los compañeros. El otro día se lo comentaba a un compañero: «Es para ir al Ramón Sánchez-Pizjuán y mirar a Vitolo desde la grada todo lo que hace.»

-El sábado lo verá…

-[Se ríe]. Sí, sí. Pero en el césped. Eso es otra cosa.

-¿Se imagina ya cómo será el volver al Sánchez-Pizjuán?

-Va a ser muy raro para mí. Es la primera vez que voy como rival. Piense que estuve desde los ocho años hasta los 21 en el Sevilla. Mi vida la conozco y la siento con el Sevilla. Es especial para mí. Y ahora, verme de repente jugando en el Sánchez-Pizjuán contra el equipo de toda mi vida, pues me provoca sensaciones extrañas. Hasta ir al vestuario visitante se me va a hacer raro. Sólo lo hice una vez y fue para saludar a Esteban, el portero, un día que jugaba el Almería allí.

-¿Van a acudir sus familiares y amigos al Sánchez-Pizjuán?

-¡Seguro! Yo creo que meteremos unas 40 personas por lo menos.

-¿Para animar al Eibar?

-No, no. Aquí hay de todo. Con mi tío Pedro ya sé que es imposible. Es el hermano de mi padre y es sevillista de los buenos, de esos que está todo el día hablando de su equipo. El sevillista no cambia por nada; hasta mi tío querrá que perdamos… Seguro que antes del partido me dirá que me quiere mucho y todo eso, pero que lo de él con el Sevilla es especial y que tengo que entenderlo [se ríe]. Yo ya lo conozco bien. Mi padre, sí; mi padre irá conmigo.

-¿Cuál es su primer recuerdo del Sevilla?

-La ciudad deportiva. Aunque desde muy pequeñito ya mis padres y mi tío me llevaban al estadio. También Tsartas; después Olivera. Todo eso es mi Sevilla, el de mi inicio. También una foto que me hice con Jesús Navas. Yo era infantil y, de repente, lo vi un día. No era un niño de hacerme fotos con los jugadores, pero con Jesús lo vi clarísimo.

-¿Se lo llegó a comentar cuando usted subió al primer equipo?

-No, no. Él no lo sabe.

-Quién le iba a decir usted que terminaría ganando una Copa del Rey con él en el año 2010…

-¡Uff! ¡Qué recuerdos! La copa la tengo guardadita en casa de mis padres en una estantería.

-Pasamos a otro canterano, el portero Sergio Rico.

-Es un tío increíble. Lo conozco desde hace muchos años y se merece todo lo bueno que le pase, tanto él como su familia. Se le ha criticado algunas veces a mi modo de ver de manera injusta. Y ahora todo eso le ha servido para crecer, para madurar y para mejorar. Me da mucha alegría ver lo que está haciendo.

-¿Le cambiará la camiseta este sábado?

-¡Ya lo hice! En el partido de la primera vuelta.

-¿Con quién lo hará entonces?

-Es que no conozco a los demás.

-Dígaselo a Vitolo.

-Hombre, estaría bien.  Póngalo en la entrevista, para que él sepa que cuando acabe el partido voy para él [se vuelve a reír].

-Lo pondremos…

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Cuánto daño están haciendo los móviles en el fútbol y en la vida en general (en vez de vivirlo, parece que toca fotografiarlo todo) 😏😏 - 15 horas ago