Mañana, el reto más difícil

Por  12:20 h.

ImageEl Sevilla encara mañana la vuelta de los octavos de final de la Copa de la UEFA, en el que será su reto más difícil de todo lo que se lleva de temporada, en el campo del Shakthar Donetsk, ante el que está obligado a vencer o a empatar por un mínimo de tres goles, después del 2-2 arrancado por los ucranianos hace una semana en Nervión.

Los sevillistas, además, vienen de sufrir un inesperado revés liguero en el campo del Nástic, que les ha apeado del liderato, a lo que se unen las bajas de algunos de sus jugadores más destacado, como Castedo, Renato Jesús Navas y Kerzhakov. Especialmente destacadas son las ausencias de los dos últimos mencionados, que dejan mermada la zona de ataque cuando más lo necesita el equipo y obligarán, probablemente, a Juande Ramos, a poner en liza a un Kanouté que está jugando mermado por molestias físicas que recomiendan darle descanso de vez en cuando, mientras
que, por el contrario, es alta el centrocampista Adriano.

De todos modos, desde el Sevilla se tiene claro que no conviene salir a la desesperada, ya que un gol de los ucranianos pondría la liminatoria prácticamente imposible para el actual campeón del torneo.
En cuanto al Shakthar, tiene la doble ventaja de jugar con el factor campo y con el inesperado resultado de la ida a favor, aunque parece que las condiciones meteorológicas, de frío y nieve, que tanto temía el Sevilla no serán demasiado duras.

{moscomment}

Redacción

Redacción