Manu del Moral: «Seremos un equipo muy a tener en cuenta»

Por  0:30 h.

El de San Lucas llega ilusionado y con ganas de triunfar en un club de cuya zaga fue verdugo el año pasado. Ahora participa con sus compañeros en la tarea de cortar de raíz esa sangría de goles que impidió lograr objetivos mayores.

> Manu del moral se muestra confiado de las posibilidades del sevilla

«El año pasado al Sevilla le falló ser tan vulnerable en defensa. Marcelino está trabajando en ello

«En nuestra «otra liga», que sería quedar terceros, tenemos que luchar por alcanzar esa plaza, la plantilla es lo bastante completa para lograrlo

Es usted uno de los novatos en la plantilla ¿Qué tal marcha su adaptación al equipo?

—Por ahora las cosas me están saliendo bien. En los primeros días lo que intentas es adaptarte lo antes posible a tus compañeros y en ese aspecto estoy muy contento, me han recibido muy bien. Parece que llevo más tiempo aquí del que llevo realmente, me siento ya casi como uno más. Ya centrado en el aspecto futbolístico, vengo a un club nuevo, una plantilla nueva con un entrenador nuevo que lo es también para todos y, bueno, estamos todos intentando coger sus ideas, mentalizándonos de todo lo que él nos pide en el campo. Por lo demás, el típico cansancio de los primeros días de pretemporada, con las piernas un poco cargadas, pero lo llevo bien.

¿Cómo se definiría Manu del Moral más allá de lo puramente futbolístico?

—Me considero una persona bastante normal. Cuando terminan los entrenamientos y los partidos me gusta disfrutar sobre todo de la familia, estar con mi novia, ir a comer, a cenar, ir al cine…, no sé, las cosas normales que hace cualquier persona. Está claro que nuestra profesión no nos permite llevar una vida llamémosla normal, porque lo que normalmente hace la gente los fines de semana, nosotros tenemos que hacerlo entre semana.

El jueves jugaron el primer partido de pretemporada, ¿qué conclusiones han sacado, si es que es propio sacarlas ahora?

—Realmente entrenamos todos los días y trabajamos, sobre todo, para luego ponerlo en práctica en partidos como el del jueves, son nuestros principales referentes. Siempre se intenta poner en práctica lo que estás trabajando diariamente. Creo que el equipo, a pesar de llevar poco tiempo con el entrenador y su filosofía de juego, sacó una nota aceptable ante la U. D. Roteña.

Analícemelo

—En la primera parte, la actitud del equipo fue buena, creo que en eso no se le puede reprochar nada. Quizás abusamos demasiado del juego horizontal, y el míster lo que quiere es que seamos un poco más verticales. Para mí el equipo estuvo bien, creó ocasiones… aunque también es cierto que el rival era inferior a nosotros. Resumiendo, creo que el principal defecto a pulir ahora es el ser más verticales a la hora de recuperar el balón, aunque para eso están estos amistosos de pretemporada.

¿Cree que la movilidad que usted atesora es la que le ha traído al Sevilla, su polivalencia?

—El míster lo que pide es eso, mucha movilidad, para darle más opciones a los compañeros que tienen el balón. Esa idea me viene bien, porque me considero un futbolista polivalente, que puede jugar en varias posiciones y no en una única demarcación. Me adapto fácilmente a varias posiciones de ataque, tanto en banda como de delantero centro, y luego lo intento poner en práctica en el terreno de juego.

Tiene una especial relación con Negredo ¿Contento de que al final no hayan recomprado su pase?

—Para nosotros es una pieza fundamental en el equipo. Es un jugador muy importante, un goleador nato y sus números están ahí. Es internacional con España y un gran delantero. Y luego, en el aspecto personal, en el poco tiempo que llevo aquí es quizás el compañero, junto con Alexis, Javi (Varas) y Alfaro, con el que más confianza tengo. Para mí es una satisfacción, y creo que también lo es para el equipo, que Álvaro siga con nosotros.

Usted ya fue verdugo de la defensa del Sevilla la pasada temporada…

—La base de un equipo, en lo que se refiere al nivel de calidad y a tener una plantilla completa, creo que lo tiene. El año pasado le falló ser tan vulnerable en defensa, pero no me refiero únicamente a los cuatro defensas que actuaran en cada encuentro, o al pivote defensivo del centro del campo, sino al trabajo defensivo de todo el equipo. El míster está siendo muy incisivo en eso porque que si se soluciona ese problema que hubo el año pasado sabemos que vamos a ser un equipo muy a tener en cuenta. Para ello debemos evitar dejar espacios, estar bien colocados, replegarnos bien y, cuando recuperemos el balón, salir rápido al contragolpe. Además es vital la presión al rival en la salida del balón.

¿Dónde puede estar la clave de este nuevo Sevilla?

—Creo que estará en el hecho de no dejar huecos por dentro, por el centro del campo, para obligar así a que los rivales nos ataquen por las bandas. Después hay que ser rápidos a la contra, porque este equipo tiene calidad para dar ese primer pase y velocidad para aprovechar ese recurso.

Nada más llegar, se encuentra usted con un derbi en la primera jornada.

—Estamos deseando que llegue ese momento, con bastante ilusión. Tenemos antes un partido bastante importante de Liga Europa, pero bueno, creo que a cualquier futbolista le haría bastante ilusión jugar un derbi como un Betis—Sevilla. Yo lo he visto por televisión y las imágenes son espectaculares, lo que se vive en la ciudad y dentro del terreno de juego. Estoy deseando que llegue y espero tener la suerte de poder disfrutar de minutos en ese partido y poder disfrutarlo en persona.

¿Qué objetivos se marca para su primera temporada?

—Por supuesto que me gustaría conseguir algún título. Uno cuando viene a un equipo grande como es el Sevilla,lo que intenta buscar es ganar títulos. Este equipo en los últimos años los ha conseguido y ojalá este año podamos tener la oportunidad de ganar alguno más. En la Liga, es muy difícil entrar entre los dos primeros, porque Real Madrid y Barcelona están un peldaño por encima de todos los equipos, pero en nuestra «otra liga», que sería quedar terceros, tenemos que luchar por alcanzar esa plaza, porque la plantilla es lo bastante completa para lograrlo. Nuestra lucha deber ser alcanzar el tercer puesto.

Entre el verano y el arranque de la pretemporada, ¿le ha dado tiempo de instalarse en la ciudad?

—Sí, ya tengo casa y eso ya me deja más tranquilo, porque es una de las cosas más importantes de un jugador cuando aterriza en un sitio nuevo. Al principio estuve un poco liado porque no sabes por dónde buscar, pero al final la he encontrado.