Marcelino parte con más confianza de la que tuvo Juande

Por  0:00 h.

Marcelino y Del Nido posan para los fotógrafosEl Sevilla se está renovando en todos los aspectos deportivos. La plantilla está rejuveneciéndose a pasos agigantados y algunos de los futbolistas menos implicados del plantel ya han enfilado, o lo van a hacer en próximas semanas, la puerta de salida —véase Zokora, Romaric. También las viejas glorias de la entidad van poco a poco despidiéndose del club en el que han escrito la historia más gloriosa del mismo. Luis Fabiano, Dragutinovic, Renato y, probablemente, Kanouté, han dejado paso a ese nuevo proyecto que debe ilusionar de nuevo al sevillismo.

El director del proyecto no podía ser menos. Se ha buscado un técnico joven, con ambición y ganas de agarrar un proyecto que aspire a títulos y cuyo currículum cuenta pocos fracasos en su haber. Tras el fiasco de Bielsa, la afición sevillista parece haber acogido con agrado la llegada del preparador asturiano, que llega acompañado de sus ayudantes, el segundo entrenador Rubén Uría y el preparador físico Ismael Fernández. Pero uno de los aspectos que más llama la atención del contrato firmado por Marcelino es la duración del mismo.

Y es que ahí también ha entrado la renovación, la nueva forma de actuar del Sevilla. La dirección deportiva, con la aprobación del presidente de la entidad, ha mostrado su confianza en el ex del Racing de Santander con un contrato que ningún entrenador ha obtenido hasta ahora, firmar un año con renovación automática por meter al equipo en la Liga de Campeones de dos más.

Ni Caparrós, ni Juande Ramos, ni Manolo Jiménez ni Antonio Álvarez contaron con esa opción. Para no faltar a la verdad, el manchego renovó automáticamente en la primera temporada por una más, y debido al éxito por haber conquistado la Copa de la UEFA en Eindhoven, el club decidió ampliarle otro año más y, de paso, subirle la ficha a un estatus más alto. Pero esta formula no nació por tanto con la confianza que parte el asturiano, ya que en origen uno nace con 1+2, mientras que Ramos partió con un 1+1. Otra cosa es que lo cumplan, ya que el de Pedro Muñoz se marchó unilateralmente a pocos meses de arrancar su tercera temporada en el Sevilla. Y para ser justos, también han de reconocerse los éxitos logrados por el manchego, cuya comparación pondría el listón muy alto al recién llegado Marcelino. El propio entrenador prefiere huir de comparativas que no llevan a ninguna parte. «Cada entrenador es diferente. Estamos en una época distinta con jugadores distintos y no me gusta comparar. El trabajo de Juande fue extraordinario y ojalá nosotros podamos repetir ese trabajo», sentenció con elegancia.

Discurso ambicioso

La presentación oficial del técnico dio para muchos aspectos, pero sobre todo ofreció un prisma de optimismo y ambición recuperada tal el triste adiós de Gregorio Manzano. «Debemos conformar una plantilla competitiva para conseguir entrar en Liga de Campeones, ser mejores que Atlético de Madrid, Valencia y Villarreal y luchar por ser campeones de esa ‘otra liga’ que se ha conformado detrás de Real Madrid y Barcelona», postuló el preparador.

Uno de los temas que más preocupa al seguidor sevillista es la probable marcha del faro del equipo las últimas campañas, Frederic Kanouté, sin embargo, por las palabras del técnico, es algo que ya se acepta en el seno del equipo y con lo que trabajarán cuando el futbolista decida qué va a hacer. «En su momento se hablará y se decidirá, junto al futbolista, lo que hará en el futuro», se limitó a contestar.

Del Nido y su fe en Marcelino

El presidente sevillista no dudo en darle el primer empujón de autoestima a su nuevo entrenador, mostrando con sus declaraciones que está ante una «persona con muchísimas ganas de triunfar y con el que podemos tener entrenador para rato». Además, cuestionado sobre la incomodidad que puede presentar un técnico cuando no se muerde la lengua a la hora de pedir y exigir a sus superiores, el dirigente explicó que «cuanto más incómodo sea el entrenador y más nos exija, mejor».

Por último, el director deportivo Monchi expuso as razones que le llevaron a elegir a Marcelino como el capitán del nuevo barco sevillista. «Metódico, riguroso, ordenado y trabajador; y uno de los que mejor disponen a su equipo en el campo», sentenció.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
RT @Atleti: Principio de acuerdo con el @ChelseaFC_Sp para el traspaso de @DiegoCosta https://t.co/evybRBQWYY - 4 horas ago