La marcha de Drago y Renato certifica el fin de la «plantilla de los títulos»

Por  5:00 h.

Drago, emocionado, se despide ayer del sevillismoEstá siendo una semana de despedidas en el seno del Sevilla. Pero no se trata de la marcha de profesionales más o menos significativos en la historia reciente del club, sino de símbolos y protagonistas principales de los éxitos más recientes de la entidad.

Aunque ya lo hiciera a título privado con los medios de comunicación el pasado miércoles, Dragutinovic, aquel desconocido que llegara a última hora en el verano de 2005 para cubrir la marcha de Sergio Ramos al Real Madrid, lo hacía del club que tantos éxitos le ha reportado y de la afición que ha coreado su nombre y ha valorado su labor de «comandante» en la plantilla sevillista. Emocionado, con lágrimas en los ojos, y escoltado por los trofeos que dan relumbron a su etapa en Nervión, el serbio sumó una baja más a la denominada «plantilla de los títulos», que sumara cinco trofeos en tan solo dos años.

Pero la marcha de Dragutinovic no es la única de aquella mítica formación. Renato, el extranjero con más partidos de la historia de la entidad, también acudió ayer a las oficinas del Ramón Sánchez-Pizjuán para rescindir su contrato y poder poner rumbo a su país natal para jugar en el Botafogo. El centrocampista, partícipe al igual que Drago de los éxitos del club, incluida la Copa del Rey del 2010, dice adiós tras casi 300 partidos oficiales con la zamarra blanca, dejando su impronta de futbolista de enorme calidad técnica, llegada a gol y simpatía y cercanía al aficionado. El próximo martes tendrá el homenaje que merece junto al máximo dirigente del club sevillista.

La baja de ambos precipita a pasos agigantados la proclamada renovación del plantel que ya advirtió el propio José María del Nido. Además, a ambas se puede sumar otra si cabe más importante, la de Frederic Kanouté. El verano aún es largo pero la posible marcha del ariete malí toma más cuerpo que nunca si las ofertas que tiene de Estados Unidos y Qatar toman cuerpo. Una hipotética salida de uno de los mejores jugadores de la historia del Sevilla dejaría la representación de aquel «Sevilla de los títulos» bajo mínimos. Y es que sólo restarían de los campeones de la Copa de la UEFA 2006 y 2007, de la Supercopa de Europa de 2006, de la Supercopa de España de 2007 y de la Copa del Rey de 2007, dos miembros en plantilla. Si no contamos a Jesús Navas y Diego Capel, a los que no hubo que fichar por ser productos de la cantera, Andrés Palop y Julién Escudé serán los dos únicos integrantes de la plantilla 2011-2012.

Atrás quedan ya los Daniel Alves, traspasado al FC Barcelona al igual que Adriano y Keita; Poulsen, fichado por la Juventus; Martí, se fue libre al Mallorca; Maresca, que marchó con destino a Olympiakos; Javi Navarro, retirado del fútbol profesional; Antonio Puerta, fallecido fortuitamente por un problema en el corazón; Luis Fabiano, que regresó a su país para jugar con el Sao Paulo; y los citados Dragutinovic y Renato. En este recuento hemos obviado a futbolistas menos importantes en el esquema básico sevillista como Aitor Ocio, Kerzhakov, Saviola, etc.

Sin duda, una generación competitiva que forma parte de la historia más grande del club, y que difícilmente será igualada por otras venideras.