Ganso celebra su gol
Ganso celebra su gol

Maribor-Sevilla: entre los 16 mejores de Europa (1-1)

El equipo nervionense jugará los octavos de final de la Champions por segundo año consecutivo

Por  22:35 h.
Maribor
1
Sevilla
1
Handanovic, Milec, Billong, Suler, Viler, Bohar (Hotic. m. 90), Vrhovec, Pihler (Vrsic, m. 79), Kabha, Bajde y Tavares.
Sergio Rico, Mercado (Navas, m. 69), Kjaer, Lenglet, Escudero, Pizarro, Banega, Krohn-Dehli (Ganso, m. 59), Sarabia, Correa y Ben Yedder (Muriel, m. 76).
1-0, m. 10: Tavares. 1-1, m. 75: Ganso.
Ovidiu Hategan (Rumanía). Amonestó a Pihler, Bohar y Milec.
Ljudski

Nunca antes en su historia lo había hecho de manera consecutiva: dos años, dos clasificaciones a los octavos de final de la Champions League. El Sevilla se ha hecho mayor en la máxima competición continental y vuelve a codearse con los mejores equipos del continente, a la espera de conocer rival el lunes (Manchester United, City, Tottenham, PSG, Roma y Besiktas son los posibles). Tras una primera parte para olvidar y en la que sólo la rapidez con la que el Liverpool se puso por encima del Spartak dio algo de tranquilidad, el equipo de Berizzo/Marcucci volvió a crecerse en la segunda para empatar el partido con el gol de Ganso en el 75.

El balón fue desde el principio para el Sevilla. Con el frío como protagonista y las gradas gélidas de unos aficionados que sabían que su equipo no podía luchar por nada, el equipo de Marcucci puso la raya en el centro y le dio a Banega el control. El argentino, venido a más en los últimos encuentros, trató de buscar los espacios y miró hacia adelante. Con un pase. Con dos. Con triangulaciones. Con lo que fuera, el Sevilla, sin embargo, no encontraba la manera de romper la línea defensiva del Maribor. Mucho toque y mucho balón, pero nula profundidad. Así, y en este inquietante dibujo, poco tendría que hacer el equipo esloveno para golpear severamente a los sevillistas. En un rápido contragolpe y tras un error defensivo, los locales se adelantaron con un gol de Tavares de cabeza en el minuto nueve. Poco toque, poco balón y mucha profundidad. El Maribor había encontrado petróleo en la destrucción.

A pesar del resultado en contra, el Sevilla no pareció inquietarse mucho, quizás, porque ya conocía que el Liverpool, a 2.000 kilómetros, estaba haciendo los deberes y se estaba quitando de enmedio al Spartak de Moscú. El 3-0 de Anfield debió sentirse en el banquillo sevillista cuando sólo se llevaban 20 minutos. Los reds sí que no especulaban: necesitaban ganar. Y fueron a por todas. Al Sevilla, por contra, le faltaba chispa y frescura para desarticular al cuadro de Maribor. Hubo que esperar a la segunda parte para que el Sevilla tuviera sus primeras ocasiones, primero con un disparo de Banega y a continuación con otro de Sarabia. El meta, Handanovic, inédito hasta entonces, salvó a su equipo con una doble parada. A pesar de las oportunidades perdidas, el Sevilla comenzó a ser otro, sobre todo, con la entrada al terreno de juego de Ganso por Krohn-Dehli. También poco después entraría Navas por Mercado. Las ocasiones de gol siguieron cayendo, algunas de ellas muy claras, en las botas de Ben Yedder cuando ya estaba dentro del área pequeña. Todo empezó a hacerse mejor. Pero seguía faltando lo más importante. Aunque ya era cuestión de tiempo… En un disparo de Ganso desde fuera del área en el minuto 75 y tras un error del portero del Maribor, el Sevilla empataría por fin el partido. ¡1-1! Y a octavos.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
RT @Orgullo_Nervion: Los compañeros @MontesdeOcaFran y @Jaime_Parejo, desde el Hotel Los Lebreros, informarán de todo lo que ocurra a la ll… - 4 horas ago