Mbia realiza un gesto tras marcar su penalti en la tanda ante el Benfica en la final de la Liga Europa
Mbia realiza un gesto tras marcar su penalti en la tanda ante el Benfica en la final de la Liga Europa

Mbia no ve clara su continuidad: «Yo quiero seguir, pero es difícil»

"El Q. P. R. tiene que hablar con el Sevilla, y no va a ser fácil", aseveró

Por  3:30 h.

Stephane Mbia no tiene aún muy claro cuál será su futuro en el Sevilla FC. Así al menos lo entiende el internacional camerunés, que este verano disputará el Mundial de Brasil con su selección sin saber, a menos que las partes se pongan manos a la obra pronto, en qué equipo militará la próxima temporada. Lo cierto es que el africano es propiedad del Q. P. R. inglés, pero el Sevilla acordó en su cesión una opción de compra de cuatro millones de euros que la secretaría técnica debe decidir hacer efectiva antes del 30 de junio si quiere quedarse en propiedad al futbolista por tres temporadas más. La idea del club inglés, que debe disputar el play off final ante el Derby County para ascender a la Premier League, es la de hacer negocio con el jugador en caso de que el técnico del conjunto londinense, Harry Redknapp, no cuente con él con el equipo ascendido. Si no asciende, con más motivos buscará una venta mayor que los cuatro millones que tiene acordados con el Sevilla FC, aprovechando la buena temporada de Mbia, su famoso gol en la semifinal ante el Valencia y sus actuaciones en el Mundial de Brasil.

 

La cuestión más importante es saber la opinión del jugador, que tendrá mucho que decir en su permanencia en Nervión. En palabras a ABC, Mbia reconocía que su continuidad «es difícil. El Q. P. R. tiene que hablar con el Sevilla, y no va a ser fácil para ellos. Yo poco puedo hacer porque el Q. P. R. es mi jefe, y tengo que respetarlo. Mi opinión es que quiero estar aquí, mi familia, mi mujer y mi hija, son felices aquí. Pero ya le digo que es cosa del Q. P. R. El Sevilla seguro que intentará que esté aquí. Pero no sé, después del Mundial se sabrá». Son palabras de quien se ha convertido en uno de los héroes de la tercera Liga Europa conquistada en Turín. Suyo fue el tanto que metió al equipo en la final cuando estaba eliminado en semifinales ante el Valencia, con el ya famoso gol de cabeza a un minuto y medio del pitido final del árbitro. En este sentido, Mbia aseguraba sobre la temporada que «el equipo sufrió mucho para ganar la Liga Europa, que es una competición muy importante. En la Liga hemos tenido un año de muchas dificultades, pero estoy muy contento por los seguidores», agradeciendo el cariño que han mostrado los sevillistas con él.

 

El asunto es que el Sevilla FC quiere aprovechar su postura de ventaja en la negociación y ahorrarse algún millón de euros en la opción de compra del futbolista. El Q. P. R. no está en una situación económica fuerte y, sobre todo si no consuma su ascenso, necesita vender a sus futbolistas cedidos para ahorrarse sus fichas. El club sevillista quiere apretar para intentar una rebaja y cerrar esa nueva vinculación por tres temporadas con Mbia y forme parte del proyecto de la próxima temporada. Sea como fuere, el futbolista camerunés está adelantando trabajo y ha mirado ya algunas casas para establecer su domicilio definitivo en la ciudad, pero no ha concretado nada a la espera de tener la confirmación del club de que va a continuar en Sevilla FC los próximos años. Sea como fuere, el Q. P. R. no se va a sentar a negociar hasta que no dispute la final del play off de ascenso a la Premier ante el Wigan el próximo sábado en Wembley.

 

Altibajos en la temporada

 

Lo cierto es que los números de Mbia en la recién concluida temporada no son los de un titular indiscutible. En parte debido a una lesión que le mantuvo más de un mes fuera de los terrenos de juego, y que propició que el futbolista tuviera ciertas dudas sobre su reaparición en el campo. Sin embargo, Emery siempre ha confiado en el africano y su recta final en la temporada ha sido vital para los éxitos cosechados por el equipo. Independientemente del gol en Mestalla, el camerunés formaba el eje de contención en la medular que ha evitado la sangría de goles que encajaba el Sevilla FC en el comienzo de la temporada. Mbia, indiscutible junto a Carriço, su labor permitía a Rakitic jugar más suelto, más cerca de los delanteros, donde el croata hace más daño con sus asistencias y su llegada al área.

 

Mbia ha jugado 19 partidos en la Liga, repartidos en poco más de 1.500 minutos, de los cuales ha sido titular en 18, convirtiendo tres tantos. En Liga Europa es donde más ha brillado el centrocampista, debido a sus goles decisivos en la semifinal ante el Valencia. En la ida anotó de tacón el 1-0, mientras que en la vuelta marcó el 3-1 que metía al Sevilla en Turín. Además, en la final Mbia marcó su penalti en la tanda que decidía el campeón. Ocho partidos repartidos en 707 minutos y dos goles amparan al jugador cedido por el Q. P. R.. Números adornados por los dos partidos jugados en la Copa del Rey ante el Racing, de infausto recuerdo por el sevillismo, por la eliminación inesperada ante el equipo de Segunda división B.

 

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
los riesgos de Perotti, aunque suelen salirle bien https://t.co/clqaY1xacY - 2 horas ago