Míchel: “Tenemos que mejorar en competitividad y disciplina”

Por  7:00 h.

Acompañado del presidente del Sevilla, José María del Nido, y del director deportivo, Monchi, el entrenador del equipo blanco, Míchel, mostró en la sala de prensa del estadio Sánchez-Pizjuán su ilusión por seguir dirigiendo a la plantilla sevillista, al mismo tiempo que aseguró conocer cuáles son los problemas que tiene el equipo.

> Míchel analizó LA ACTUALIDAD SEVILLISTA

«No podemos dar por perdido un partido; tenemos que dar siempre lo máximo

«Queremos tener 21 ó 22 jugadores y contar con futbolistas de la cantera

“Yo intuyo alguno de los males, pero también valoro lo que está funcionando. Ya dije que el equipo a partir del 1 de julio iba a ser distinto. ¿En qué hay que mejorar? En competitividad y disciplina. Luego habrá otras cuestiones técnicas, tácticas, pero lo que sí le digo es que tenemos que da lo máximo y no dar por perdido ningún partido”, subrayó el entrenador sevillista.

Mensaje de Del Nido: “No se puede estar de espaldas a una realidad. Es un mensaje objetivo. A veces parece que es un paso atrás. Pero le aseguro que no es así”.

Objetivo: “A mí me parece que la plantilla es buena. Además, estoy convencido de que hay jugadores que van a mejorar. Queremos una plantilla de 21 ó 22 jugadores y luego contar con jugadores de la cantera. Lo lógico es que estemos en los puestos de Europa. A partir de ahí se irán cumpliendo si las sensaciones son normales”.

Importancia de la cantera: "Si queremos tener 22 jugadores es porque vamos a contar con jugadores de la cantera. No sólo van a entrenar, sino que también participarán".

Reuniones con Monchi: “Yo no pido nombres, yo puedo pedir puestos a reforzar. Pero nunca diré quiero a este u a otro… ¿Salida de jugadores importantes? Mire, en este club han salido jugadores muy importantes a un precio de mercado más que razonable y el equipo ha seguido funcionando. Vamos a ver qué es lo que pasa”.

Joaquín Caparros: “No me considero ganador. Que el club haya tenido alternativas es normal. Lo lógico y cotidiano es que hubieran optado por otro entrenador. Yo soy un hombre de club; algunos se lo toman como un entrenador cómodo. Para mí eso es un halago”.

Redacción

Redacción