Míchel tendrá que trabajar en exprimir a su segunda línea

Por  23:30 h.

Míchel y Víctor trabjarán mejorar la segunda líneaLa presentación del nuevo portero del Sevilla, Diego López, sirvió para dar a conocer las intenciones que la dirección deportiva maneja en cuanto a refuerzos para esta temporada. Dejó claro el director deportivo lo que era un secreto a voces, que están buscando un defensa central experimentado (el Cata Díaz es uno de los nombres que manejan), y que los refuerzos de este verano, todos a no ser que salga una buena oportunidad de mercado, serán «de centro del campo hacia atrás». De momento, tanto el portero firmado, como Javi Hervás, cumplen con ese perfil.

Ante esta tesitura, caerá en la parcela de Míchel sacar el máximo rendimiento de lo que tiene como arsenal ofensivo, y en esa tarea está la de sacar el máximo rendimiento a los hombres que no ofrecieron su mejor nivel en la recién terminada temporada. Casos como los de Reyes, Rakitic, Perotti o Manu no se pueden repetir, por lo que el preparador madrileño tiene claro que debe ponerles las pilas desde la pretemporada.

El mensaje del técnico en las numerosas apariciones públicas que ha tenido siempre ha ido en una misma dirección: «Sé cuáles son los problemas de este equipo, y trabajando desde el inicio de la pretemporada los solucionaríamos y sacaremos el máximo de la plantilla». Uno de los que más ha sido criticado por lo que se esperaba de él cuando llegó es José Antonio Reyes. Míchel reconoció que el utrerano no arribó en forma, que no aguantaba bien todo el encuentro y que, con una buena pretemporada se vería al auténtico Reyes. Nunca ha criticado su predisposición, su actitud y ganas, pero su estado físico le impedía llevar a cabo lo que todos esperan.

Si Reyes no ofreció lo que se esperaba de él, qué decir de Rakitic. El croata es uno de los jugadores sobre los que más críticas se han vertido por su año en blanco. Tanto es así que el club podría incluso plantearse una salida si éste hace una buena Eurocopa y llega una oferta ajustada. La versión del croata que llegara en el mercado invernal de la 2010-2011, y que marcara 5 goles en 13 partidos, no se ha parecido en nada a la de esta última temporada, de rendimiento muy deficiente y con problemas extradeportivos como la pelea con Deivid.

Segunda línea más ofensiva

Algo diferentes son los casos de otros componentes de la llamada segunda línea del equipo. Manu del Moral sí ha cumplido en facetas goleadoras (ha convertido diez goles en su campaña más anotadora), sin embargo ha desaparecido en varios partidos y la mala temporada del equipo le ha perjudicado en demasía. Sus tantos han sostenido en varias ocasiones al equipo y han maquillado las aportaciones de la citada segunda línea.

En esta se espera más de Perotti, cuyos problemas físicos han propiciado una temporada para el olvido del argentino, y de Trochowski, que impresionó en pretemporada por su fuerte disparo pero que sólo ha visto puerta en una ocasión en la Liga. Babá, por su parte, está ante la temporada de su consagración. Minutos este año va a tener de sobra con la marcha de Kanouté.

Son situaciones contra las que tendrá que luchar Míchel desde el primer día de pretemporada, cuando el preparador trabaje desde el inicio su idea de juego, con futbolistas amoldados a la táctica 4-3-3 que el madrileño suele emplear. Para ello es imprescindible que la teoría de la manta no se cumpla y, al igual que se trabaje en ataque con lo bueno que se tiene, se acierte y amolde rápidamente con los refuerzos.