Mil días del ‘Mbiazo’: «Todavía sueño con el gol»

El mediocentro recuerda el gol que le marcó al Valencia en el minuto 93 y que le sirvió al Sevilla para crecer de manera exagerada

Por  3:55 h.

El 1 de mayo de 2014 comenzó todo otra vez. Después del evidente empuje y honor del 2006 y 2007 (títulos de la UEFA, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Copa del Rey) y con la fuerza marcada de nuevo en el 2010 (Copa del Rey), el Sevilla conoció aquella noche en Mestalla el mejor regenerador de sueños. Hace mil días. Y con Stephane Mbia como referente de ilusiones al marcar algo más que un gol en el último minuto: tres títulos de la Liga Europa, finalista de la Copa del Rey, dos clasificaciones para la Liga de Campeones, el pase a los octavos en esta edición y la mejor primera vuelta de la historia en LaLiga nacieron también aquel día. Sin duda. Fue, hace mil días, el inicio de la reinvención, el periodo en el que, después de unas temporadas de titubeo, el Sevilla engendró de nuevo éxitos y el orgullo de su afición. Fue, entonces, el comienzo de la gloria posterior y el camino innegable de que este Sevilla contemporáneo no conoce lo imposible. Fue el recorrido ascendente de un equipo que apenas unos meses antes había acabado la campaña en la novena posición y que buscaba soluciones con los cambios de entrenador. Hace mil días.

Mbia (que aprovechó la entrevista con ABC para enviar un vídeo y saludar al sevillismo) lo recuerda con suma emoción: «Hay veces que sueño con el gol. No fue un tanto más. Fue el gol. Puedes intentar toda la vida que te salga algo así y resulta imposible. Pero aquella noche, en la que habíamos hecho un partido malo, quedaba algo mágico para nosotros», relata para ABC el propio Mbia desde la concentración con su equipo, el Hebei China Fortune, en tierras asiáticas. El camerunés aún no se explica cómo pudo sacar tanta fuerza en ese mágico minuto 93: «He visto el gol cientos de veces. Es normal, ¿no? Y ya no sólo porque yo lo haya buscado, sino porque a cada momento hay amigos que me preguntan y me lo ponen. Fue todo muy extraño. Parecía que Coke iba a sacar el balón a la banda, pero de repente veo que la mete fuerte para que Fede (Fazio) la peine. Yo iba siguiendo el balón y pensaba: ‘que la toque, que la toque’. Salió todo perfecto, el saque de banda, el momento en el que Fede la peina. Lo que no podía imaginarme es que me iba a salir esa fuerza, y ya no sólo con el salto, sino sobre todo con el remate. El balón estaba llegando flojo, estaba cayendo… y sabía que si no le daba muy muy fuerte el portero la iba a parar. No le di con la cabeza; le di con el corazón», recuerda mientras no puede evitar emocionarse.

Mbia rememora el instante en el que vio el balón dentro: «¿Usted sabía que los aficionados del Valencia ya estaban cantando y celebrando el pase a la final de Turín? ¡Era normal! Hicieron un partidazo. Nosotros nos vimos eliminados. Hasta justo ese momento. Cuando vi el balón dentro salí corriendo sin saber hacia dónde. ¡Gol! Y se escuchó el silencio y sólo unas décimas de segundo después los gritos de nuestra afición. Fue como una película».

Para el mediocentro, que ganó dos copas de la Liga Europa con el Sevilla, una liga y tres copas de Francia con el Olympique de Marsella, el gol al Valencia tiene el espacio más especial de su carrera: «Lo que vivimos allí no está al alcance de casi nadie. Durante una carrera como futbolista puedes vivir un montón de circunstancias. Ganas títulos, desciendes, marcas goles, te marcan, pero, sinceramente, lo de Valencia no fue normal. Ese tanto estaba escrito para nosotros. Ya habíamos eliminado al Betis en una eliminatoria que empezamos perdiendo; también luego estuvo el Oporto y la manera que nos repusimos en nuestro estadio. Era como que sabíamos que esa copa estaba para el Sevilla. Estábamos construyendo un gran Sevilla y lo que vino después, con la siguiente Liga Europa, fueron nuevos pasos para lo que es hoy el club, El Sevilla es un ejemplo. Aunque esté muy lejos, sigo al equipo y me alegra mucho verlo tan bien.  En la televisión, y si no por internet, trato de ver partidos del Sevilla. Lo que está haciendo, batiendo tantos récords, no es nada fácil y hay que valorarlo como se merece. Me pone muy orgulloso. Ha ganado, además, mucha fuerza en todo el mundo. Estamos haciendo la pretemporada en Malasya y he visto a varios aficionados que me hablaban del Sevilla. En unos días vamos a viajar a Marbella para seguir con la preparación. Tengo muchas ganas de volver a España. Dígale por favor a los aficionados del Sevilla que si quieren me pueden hacer una visita y hablamos del gol al Valencia…», dijo entre contagiosas risas el mediocentro.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Gracias @mossos @policia - 12 horas ago