Llegada de El Arrebato a Turín
Llegada de El Arrebato a Turín

Mil formas para peregrinar hasta Turín

El Arrebato recorre más de 1.500 kilómetros en furgoneta para ver el partido

Por  4:02 h.

El Sevilla arrastra una pasión, una forma de entender el deporte y la vida que provoca todo tipo de curiosas historias. El fútbol une y encuentra crónicas humanas que sirven para entender de lo que se es capaz si algo te arrastra… Como el Sevilla. Ayer llegaron a Turín muchos aficionados desde distintos puntos del mundo y hoy lo volverán a hacer en un día, el 14 de mayo de 2014, que estará marcado para siempre en cada uno de los viajeros. Conocemos algunas formas de peregrinación, entre otras, la que protagonizó el compositor del himno del Centenario sevillista, El Arrebato, después de recorrer en furgoneta más de 1.500 kilómetros para ver a su equipo jugar la final de la Liga Europa. Llegó cansado a Turín, pero tremendamente feliz. Junto a su mujer, su hija, su hijo y su nuera, el cantante sevillano estuvo 17 horas viajando y soñando con volver a ganar la UEFA en Turín. «Esto es muy grande. El Sevilla es para mí una forma de vida. Salimos ilusionados y hemos llegado con la misma ilusión multiplicada por mil. Aproveché que tenía un concierto en Madrid para ahorrarnos al menos 500 kilómetros más de paliza (los que separan la capital de España de la ciudad hispalense). ¿Si hemos cantado durante el trayecto el himno del Centenario? Alguna vez ha caído…», dijo entre risas mientras sus familiares lo miraban aún sin comprender cómo no ha perdido aún el miedo a viajar en avión.

Lógicamente, se arrancó a explicarlo: «Es que no puedo, no no. Le tengo un pánico terrible. De hecho, a la vuelta lo tengo todo preparado para apuntarme en un curso en el que me aseguran que se me quita el miedo. ¡Uff! Si tengo que ir a Sudamérica y no sé ni qué hacer. Lo de Turín es distinto. Han sido 17 horas, pero si hubieran sido 40, también lo haría. Yo ya es que estoy nerviosito perdido y lo único que tengo ganas es de que comience el partido», dijo en repetidas ocasiones antes de visitar la fan-zone en la que está citada la afición sevillista a partir de hoy.

El lugar de encuentro del sevillismo en Turín se encuentra junto a los Giardini Reali, zona de la que saldrán durante todo el día y hasta las 17.30 horas un servicio gratuito de lanzadera en autobús para el Juventus Stadium. La UEFA ha establecido este lugar como punto para la fiesta previa de la final y en la que está prevista que varios protagonistas, caso del presidente del Sevilla, José Castro, se dirija a los allí presentes. Se esperan unos 8.000 aficionados del equipo nervionense, para los que ya hay «reservados» miles de litros de cerveza y productos típicos de la tierra, como la pizza. Igualmente, la música no faltará en los Giardini Reali, en donde un speaker y animador tratará de subir aún más los ánimos de una afición ya encendida de por sí. Uno de los dueños del bar-café llamado Roberto y que se encuentra en la plaza que está a escasos metros de la zona de los Giardini Reali apuntó ayer que tiene todo preparado para que los aficionados sevillistas no le falten de nada. «Cerveza hay toda la que quieran. Y estoy pensando poner un bufette a ocho euros sin límite de comida y bebida. Lo tengo por las noches, pero igual se puede estudiar para el mediodía..», anunció.
Ya sea en avión directo o con escalas, o a través de autobuses, coches o furgonetas, lo único claro es que hoy el Sevilla no estará solo en el Juventus Stadium de Turín. Ya en Valencia hubo marea roja, pero la invasión italiana será mayor, a pesar de que el club sólo vendió algo más de 6.500 entradas.