Mil kilómetros de pasión

Por  4:30 h.

Miles de aficionados sevillistas, concretamente 32.000 —según cifras facilitadas por el club de Nervión—, se darán cita hoy en el Camp Nou para animar a su equipo en la lucha por conseguir la quinta Copa en la historia de la entidad. Aunque algunos de ellos llegaron a Barcelona ayer, la gran mayoría lo irá haciendo durante el día de hoy y de forma escalonada, con el fin de que no se vea afectada la organización en la «Fan Zone» —lugar habilitado en el que se darán cita los aficionados, a escasos 200 metros del estadio—. El club de Nervión, sabedor de las dificultades que tenían los hinchas de su equipo para viajar por la importante lejanía, fletó 150 autobuses, gratuitos para los socios, que salieron anoche. Los aficionados, ataviados con el famoso sombrero «de» Del Nido, se mostraron orgullosos antes de viajar y pegarse más de doce horas en la carretera.

Otros forofos, con más posibilidades, optarán por trasladarse a Barcelona en avión, para lo que hay previsto que salgan durante todo el día 30 vuelos. Además, y a través del tren, más de mil aficionados asistirán a la capital de Cataluña. La duración del trayecto del AVE (700 pasajeros) será de unas cinco horas, y algo más tardará el Talgo que se fletó a última hora (con 600 personas más).
A su llegada al Camp Nou, y a apenas 200 metros del estadio, los sevillistas podrán disfrutar de la zona habilitada, conocida como «Fan Zone», un lugar que dará cabida a miles de seguidores blancos. Se abrirá al público a las 11.30 y se cerrará en el momento en que se abran las puertas del estadio, es decir, dos horas antes del partido, a las 19.30 horas. La web informaba anoche de que estaba previsto que la fiesta sevillista fuera amenizada por Tony Aguilar, presentador del programa «Del 40 al 1». Por otro lado, está confirmada la presencia en la final del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. El regidor, que se desplazó con la expedición del club, también acudió anoche a la cena de gala ofrecida en el hotel Juan Carlos I.

El aeropuerto, cerrado

El aeropuerto San Pablo de Sevilla estará cerrado entre las 3.00 y las 6.30 horas de la próxima madrugada, tras la final de la Copa del Rey, porque no se ha presentado voluntario ningún controlador aéreo para trabajar en ese tramo horario, según confirmaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). El horario operativo normal del aeropuerto es hasta la 1.00, aunque en casos especiales se puede ampliar en dos horas más, lo que se ha aplicado en esta ocasión. De este modo, y según las mismas fuentes consultadas, los aviones que puedan llegar a Sevilla más allá de las tres de la mañana «tendrán que ser desviados a otros aeródromos».