Iborra celebra el pase a octavos (Foto: AFP).
Iborra celebra el pase a octavos (Foto: AFP).

Monchi destaca “el lujo” de contar con Iborra y “el potencial tremendo” de Nzonzi

El director deportivo ensalza la labor del valenciano y del galo

Por  0:10 h.

El director deportivo del Sevilla FC, Monchi, ha ensalzado este lunes las virtudes, la versatilidad y la gran “profesionalidad” del capitán del equipo Vicente Iborra. “En sus orígenes en el Levante era delantero. Vino como mediocentro, y Unai Emery dio ese primer paso de ponerle en posiciones adelantadas en una eliminatoria europea contra el Villarreal. Ha jugado de central. En diferentes posiciones. Para mí, como aporta más, es llegando arriba. Es un lujo para cualquier plantilla. Es un referente para nosotros, es un símbolo de lo que significa la ideología del Sevilla. Nos recuerda a Fernando, el famoso jugador del Valencia, con aquellas llegadas. Tiene gol, un físico importante y se maneja bien con el balón en los pies”, ha dicho Monchi en el programa ‘El club’, de BeIN SPORTS.

Añadió además que “este vestuario es muy heterogéneo y él (Iborra) es un nexo de unión. Es el jugador número «12», muy importante para todos los futbolistas que llegan. Por ejemplo, Jovetic o Lenglet, que acaban de llegar, ven que el comportamiento de Iborra es el mismo cuando juega que cuando no juega, y eso es fundamental. Vicente es levantinista, pero su vinculación con el Sevilla FC es emocional. Es muy buen profesional, ésa es su principal característica y eso es algo que la gente admira”.

En cuanto al gran nivel de Steven Nzonzi, explicó que “Nzonzi engaña por el físico. Todo el mundo decía que venía a sustituir a Mbia, pero no tenía nada que ver. Buscábamos con él dar un paso más, a un jugador que manejara los tiempos con el balón. Antes no ganaba rechaces, ahora es el que más gana. Desde que llegó Sampaoli, el entrenador ya dijo el primer día ‘éste es mi jugador de detención’. Entonces pensamos ‘el sueño de Sampaoli va a ser ponerlo de central’. En el Stoke jugaba de forma diferente, en un 4-3-3, como ‘box to box’. Era un entorno más físico, pero él en ese equipo era rebelde. Ha mejorado mucho en el juego aéreo y ha mantenido lo bueno que ya tenía, su capacidad con el balón. Tiene un potencial tremendo, pero su físico engaña un poco. Es, salvando las distancias, un poco Kanouté”.

Redacción

Redacción