Walter Montoya, en su presentación como nuevo jugador del Sevilla FC. Foto: J. Spínola
Walter Montoya, en su presentación como nuevo jugador del Sevilla FC. Foto: J. Spínola

Montoya: “Cuando me dijeron que me quedaba en Sevilla lo festejé”

"Cuando hablé con Monchi me dijo que el vestuario era muy bueno. Me recibieron espectacular", reconoció

Por  10:43 h.

El último fichaje del Sevilla FC, Walter Montoya, espera con ganas su debut como jugador del conjunto sevillista, algo que podría darse este sábado si así lo estima Jorge Sampaoli. Mientras, el argentino se muestra agradecido por la oportunidad que le brinda el conjunto de Nervión, en el que estuvo a expensas de un hueco en el plantel para poder jugar esta temporada. “Se dio muy rápido todo con el Sevilla. Cuando aparece el Sevilla fue algo increíble. Me mantuve al margen para no hacerme ilusiones. Llegó esta gran noticia de la noche a la mañana y fue terrible. No traje nada de ropa. Pasé revisión médica y ahí tampoco sabía si iba a quedarme. Hice el contrato y no tenía problemas en volver a Rosario Central por seis meses. No era malo. Pero cuando me dan la comunicación de que me quedo en Sevilla todo fue increíble. Me lo dijeron Monchi y mi representante y lo festejamos”, reconoció Montoya en A balón parado, de SFC TV.

Montoya reconocía que “tuve que comprar algo de ropa porque traje poca al llegar. Trabajar con seis argentinos es bonito. La verdad en lo personal me ayudó un montón. El cuerpo técnico también es argentino y todos son de diez. Estoy feliz”. Sobre su adaptación, el futbolista aseveraba que “cuando hablé con Monchi me dijo que el vestuario era muy bueno. Me recibieron espectacular. Son buenas personas y así es más fácil. Hablo más con los argentinos pero realmente con la mayoría”.

Sus orígenes – “El fútbol empezó a los seis años en una escuela. Luego juego un torneo con mi club. Mi padre era de Boca y mi padrino era de River. Estoy orgulloso de representar a Machagai. Todo el día me pasaba jugando al fútbol. Empecé jugando de mediapunta. Cuando fui a Rosario, un día faltó un compañero y me preguntó el técnico si me animaba a jugar en esa posición. Al entrenador le gustó y ya me quedé de ‘4’. Normalmente jugaba con niños uno o dos años más grandes que yo”.

Redacción

Redacción