Negredo golea para hacerse con el hueco de Luis Fabiano

Por  0:30 h.

Mucho se esperaba del fichaje más caro del Sevilla en la que debía ser su temporada de confirmación y parece no estar defraudando esas expectativas. Tras un año en el que parecía estar excesivamente revolucionado, algo pesado y en ocasiones muy nervioso, Álvaro Negredo ha tomado las riendas de su vida y está dispuesto a aprovechar el momento de hacerse con la titularidad hasta el final de la temporada. La marcha de Luis Fabiano tras su lesión en Bilbao rumbo a Sao Paulo parece haberle dado el impulso mental definitivo a un ariete al que le faltaba creer más en sus habilidades y en sus condiciones para hacerse con el puesto en la vanguardia.

El delantero levantó de sus asientos a los aficionados el pasado domingo ante el Villarreal con un precioso toque sutil ante la salida de Diego López, portero con envergadura al que sobrepasó con una vaselina con su pierna menos buena, la derecha. Ese tanto se suma a los logrados ante Zaragoza y Mallorca para completar un mes de abril prolífico para el canterano del Rayo, que intenta con sus actuaciones que el equipo no eche de menos a dos símbolos como Luis Fabiano y Kanouté. Sin duda, una tarea nada fácil. El tanto logrado ante los castellonenses supuso su número 19 esta temporada (13 en Liga, 5 en Copa del Rey y 1 en Liga Europa), lo que le convierte en el máximo realizador del plantel hasta el momento.

Cierto es que Negredo no es quizás un nombre tan importante como sus compañeros hasta este año, Luis Fabiano y Kanouté. Entrar en comparativas con dos de los jugadores más importantes de la historia del club nunca es fácil, y una presión añadida que no todos saben llevar. Sin embargo, la reciente paternidad del madrileño parece haber terminado de centrar a un jugador que parece que sólo sabe hacer goles de bella factura, fallando en ocasiones los tantos más accesibles. En la memoria quedan los mano a mano con Casillas en el Bernabéu con el marcador igualado a cero, o ante Valdés en el Ramón Sánchez-Pizjuán con 1-1 en el marcador. Forma parte de la idiosincrasia de un delantero potente y trabajador, que ha perfeccionado un aspecto poco explotado el año pasado, como es el juego colectivo. Sin ir más lejos, su lucha ya ha propiciado asistencias para sus compañeros, como la que aprovechó Romaric el pasado domingo para anotar el 3-1 tras peinar el delantero un despeje de Zokora.

Sus buenas actuaciones hacen que Vicente del Bosque le tenga muy en cuenta para futuras convocatorias de la selección española. El salmantino no olvida su actuación ante Bosnia en la clasificación para el Mundial de Sudáfrica, donde marcó dos goles. El bajo estado de forma de Torres puede abrirle la puerta, a la que también llama para volver Fernando Navarro, que también está rayando a gran nivel. Más improbable es que el Real Madrid ejecute la opción de compra por él este verano. El jugador quiere triunfar en el Sevilla y no ser un segundo plato en la entidad blanca.