Nzonzi, en el Sevilla-Español (foto: Reuters)
Nzonzi, en el Sevilla-Español (foto: Reuters)

Nzonzi, renovación más difícil

Con los grandes clubes al acecho por su ‘asequible’ cláusula de 30 millones, el Sevilla quiere subírsela a 45, pero su agente no quiere cerrarse puertas

Por  4:30 h.

Acaba de arrancar el mercado invernal y el Sevilla sigue dando sus pasos en la adquisición de refuerzos que le permitan mejorar un punto más las prestaciones de su plantilla en una exigente e ilusionante temporada. Lenglet es el fichaje más cercano, pero también realiza gestiones por el lateral del Milan Vangioni, que llegaría cedido a Nervión tras no contar con minutos en el conjunto lombardo. El Sevilla, tal y como publicó ABC hace semanas, tiene informes y mostró su interés por Vangioni a su agente hace tiempo, y este mercado puede servir para apuntalar una demarcación en la que Tremoulinas no está ni se le espera, y sólo actúa de forma natural Escudero, que necesitará descanso en el algunas citas, o reemplazo cuando se lesione.

Pero no sólo de fichajes vive un Sevilla que anda pendiente de solucionar un problema que se le puede presentar más pronto que tarde con uno de sus pilares: Steven Nzonzi. El centrocampista francés es vital en el esquema de Jorge Sampaoli, y sus prestaciones durante esta campaña han dado un salto cualitativo que ha despertado el interés de grandes clubes del continente. Esta coyuntura está dificultando, y mucho, una negociación para renovar al galo. En la entidad de Nervión hace tiempo que están en conversaciones con el padre del futbolista, que también es su agente, que se está haciendo fuerte en su posición. El progenitor de Steven Nzonzi sabe que, con un contrato hasta 2019, y una cláusula de rescisión de 30 millones de euros, puede apretar para tratar de sacar el mayor importe posible en un aumento de sueldo que está limitado para el club de Nervión. Que clubes como el Arsenal, el Manchester City o la Juventus te tengan señalado en rojo en su agenda de futuribles es una baza más que importante para no ponerle las cosas fáciles al club.

En un primer acercamiento, el Sevilla habló con el agente de Nzonzi aumentar el salario del futbolista hasta cifras de las más altas del plantel, con la consiguiente subida de su cláusula de rescisión hasta los 45 millones de euros, algo que le asegure al menos le otorgue algo de poder negociador a los sevillistas antes de lleguen ofertas por el centrocampista. Una propuesta, la de la cláusula, que no quiere atender el padre del futbolista, sabedor de que eso le cerraría algunas puertas. En el club de Nervión esperan llegar a un acuerdo, aunque conocen la dificultad de la operación y actúan con cautela en el asunto. En el presente mercado invernal difícilmente perderían a Nzonzi ya que los clubes que disputan la Liga de Campeones no podrían contar con el francés en caso de contratarle, ya que ya ha disputado dicha competición con el Sevilla. Eso sí, en el mercado veraniego podrían ir con todo su arsenal a por él. Por este motivo, la dirección deportiva intenta flexibilizar la postura del agente de Nzonzi para llegar a un entente lo antes posible, al menos para elevar su cláusula por encima de los 30 millones que, con el mercado pagando cantidades desorbitadas, se antojan cortos por un jugador de ese nivel.

Un ejemplo de los peligros que se puede encontrar el Sevilla en este mercado invernal, o en el próximo de verano, respecto a Nzonzi es el de la Juventus de Turín. El objetivo número uno del campeón italiano era Axel Witsel, que terminaba contrato con el Zenit ruso, pero que ha preferido la oferta salarial fuera de mercado de China para rechazar a los italianos y partir al fútbol asiático. La segunda opción en la agenda de la Juventus era Nzonzi, por lo que no cabe descartar un movimiento próximamente por el sevillista.

El tiempo, juez implacable en todo en la vida, dictará sentencia sobre si habrá acuerdo, pero lo cierto es que el tiempo que siga sin renovar Nzonzi con el Sevilla es tiempo que expone al futbolista más en el mercado. Especialmente con citas como los tres duelos ante el Real Madrid de las próximas semanas, con la repercusión que estas tienen. El conjunto de Nervión es un club vendedor, porque es el modelo que les funciona y con el que han logrado tantos éxitos, pero no es menos cierto que quieren disponer de una baza para negociar con más fuerza.

Hasta el momento, Nzonzi es titularísimo en un Sevilla en el que Sampaoli echa de menos un centrocampista más para apuntalar la zona de contención, algo que no se acometerá ya que las variaciones en la lista de inscritos para las competiciones de la UEFA sólo permiten cuatro cambios en las rondas finales que arrancan el próximo mes de febrero.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
A muchos nos desmintieron cuando dijimos que vendían a Gameiro por bastante menos de su cláusula de rescisión (40 m… https://t.co/PlT0DieYb6 - 8 horas ago