La operación salida, casi más importante que los fichajes

Por  5:00 h.

Mucho se está hablando de los posibles refuerzos del Sevilla la próxima temporada y del inquilino del banquillo del primer equipo, cuyo «cásting» sigue llevándose a cabo en la planta noble del Ramón Sánchez-Pizjuán. Sin embargo, la operación salida, quizás a la espera de la llegada del entrenador elegido, toma si cabe más importancia ante el overbooking de jugadores que a día de hoy tienen ficha con el primer equipo sevillista. Y es que, con el regreso de los futbolistas cedidos en otros equipos, la entidad de Nervión cuenta con 33 efectivos en nómina, con nombres aún vinculados al club como David Prieto o Tom de Mul.

Los fichajes de Trochowski y Manu del Moral, además de la contratación definitiva de Cáceres, han engordado un plantel que ya sufrió un par de incorporaciones con la llegada de Medel y Rakitic el pasado enero, y en el que a día de hoy sólo hay una baja segura, la del italiano Cigarini, que volverá al Nápoles tras su infructuosa cesión, al margen de las ya contadas marchas de Renato al Botafogo, y Dragutinovic al finalizar contrato. A pesar de ese elevado número de futbolistas, el club no va a parar en su política de refuerzos para renovar el plantel. Se barajan al menos tres incorporaciones más, entre las que se encuentra la del rayista Coke, con un acuerdo cerrado ya con el Sevilla pero a expensas de que el club madrileño encuentra una fórmula de pago a las cantidades que adeuda al jugador. Además de al lateral, el conjunto hispalense busca reforzar el equipo con al menos un tres de hombres más —siempre y cuando no haya algún traspaso—, un delantero, un mediocentro y un defensa central.

Por ahora las gestiones para aligerar la plantilla parecen paradas, aunque ya se han llevado negociaciones para la salida de algunos jugadores como la del marfileño Zokora, pretendido por el Trabzonspor turco y cuya primera oferta fue rechazada. Otros nombres que tienen muchas papeletas para cerrar su etapa como sevillista son Romaric, Alfaro e incluso Kanouté. El centrocampista marfileño tiene clubes de Francia detrás de él, pero aún no ha habido ofertas en firme por sus servicios. El año pasado estuvo a punto de recalar en el Zaragoza, pero esta temporada, en la que apenas ha rendido a buen nivel, y su alto sueldo, ha hecho que el conjunto maño desista en su interés. El palmerino, sin oportunidades con Manzano en el banquillo, deberá esperar la llegada del nuevo técnico para decidir si tiene que marcharse o no de la entidad que le forjó como futbolista. El caso del malí ya es conocido. Ha ido dejando pistas sobre si esta puede ser su última temporada en el club. Una oferta procedente de Qatar podría dar por finalizada su brillante relación con el Sevilla.

Otro grupo de futbolistas con los que hay que contar es con aquellos que regresan al club tras sus respectivas cesiones. De todos ellos, el único que parece que podría permanecer en el primer equipo es Cala. Los David Prieto, Tom de Mul, José Carlos y Armenteros deberán buscar un destino en el que disputar de los minutos que no le ofrecerán en Nervión. Los dos primeros podrían rescindir contrato para salir, mientras que Armenteros, tras su buen temporada en el Rayo Vallecano, podría dejar algo de dinero en las arcas. Luna, tras su buen papel en Almería, es el único que tiene garantizado un hueco en la plantilla.

Del Nido y el nuevo técnico

El mediodía de hoy está marcado por los actos en los que el presidente del club estará presente, y en los que se espera que el dirigente ofrezca algo de luz sobre el nombre del nuevo técnico del primer equipo. Primero, a las 13.00 horas, acudirá a la despedida de Renato del club, tras su gloriosa etapa en el Sevilla. Después, a las 14.15 será partícipe de una tertulia en la radio del club en la que será cuestionado por la actualidad por representantes de varios medios de comunicación sevillanos.