Óscar Arias
Óscar Arias

Óscar Arias: un año después y tras trece fichajes

El director deportivo cierra su ciclo en el Sevilla

Por  3:45 h.

Un año. Del 21 de abril de 2017, día en el que el Sevilla anunció que Óscar Arias sería el nuevo director deportivo para sustituir a Monchi, al 24 de abril de 2018, ayer, jornada en la que después de una larga reunión del consejo de administración se decidió que lo más sensato era que Arias dejara su cargo, el técnico ha protagonizado un proyecto con demasiadas sombras y en el que quedaron en evidencias muchos defectos. Los dos entrenadores firmados, primero Berizzo, y después Montella, no cuajaron y tampoco la gran mayoría de los futbolistas llegados. De hecho, de los trece fichajes realizados (nueve en verano y cuatro en el mercado de invierno) sólo dos, Banega y Navas (dos viejos conocidos), llevaron en todo momento el cartel de titulares.

El resto, por alguna razón o por otra, no han sido determinantes en ningún caso. Hablamos de Corchia, que venía del Lille; Carole, que llegó del Galatasary; Geis, del Schalke 04; Kjaer, del Fenerbahçe; Nolito, del Manchester City; Pizarro, del Tigres mexicano; Muriel, de la Sampdoria; Roque Mesa, del Swansea; Sandro, del Everton; Layún, del Oporto, y Arana, del Corinthians. Pero quizás, lo peor en la planificación ha sido la fuerte inversión realizada para la que se llegó a convertir en la plantilla más cara. Sólo en el verano, el club se gastó más de 60 millones divididos de la siguiente manera: Muriel, con 21,5; Kjaer; 12,5; Nolito y Banega, unos 7,5 cada uno; Pizarro, seis; y Corchia, cinco (también hubo un desembolso, evidentemente menor, por las cesiones de Carole y Geis, así como por Navas, que llegó con la carta de libertad). El Sevilla, de hecho, fue el segundo equipo español que más dinero destinó a reforzar su plantilla en este periodo estival, sólo superado por el Barcelona (192,50 millones) y por encima de todos los demás, incluido el Real Madrid (46,50).

Hasta ese momento, el techo de gasto estaba situado en los 59,25 millones del verano pasado, cuando Monchi cerró las incorporaciones de Franco Vázquez 14,25), Correa (11,8), Ganso (9,5), Ben Yedder (9), Kiyotake (6,5), Vietto (3 por la cesión), Mercado (2,2), Kranevitter (2 por la cesión) y Sarabia (1). La cantidad aumentó aún más en el mercado invernal, cuando llegaron Lenglet (5), Walter Montoya (5,5) y Jovetic (cedido). Un año más atrás, los refuerzos de Immobile (11), Nzonzi (8), Iago Aspas (6), Kakuta (6), Mariano (3,5), Rami (3,5), Escudero (3) y Andreolli (un millón por la cesión) supusieron un desembolso total de 42 millones.

Redacción

Redacción